18.5 C
Pereira
miércoles, junio 29, 2022

Una academia histórica y espiritual

Es tendencia

- Advertisement -

Aunque para muchos la historia religiosa de la capital risaraldense es desconocida, la realidad es que es rica en acontecimientos y ha contado con importantes exponentes.

El Padre Cañarte (uno de los fundadores de Pereira), la importancia y riqueza arqueológica y arquitectónica de la Catedral Nuestra Señora de la Pobreza hacen parte de esa interesante historia de la ciudad que es encesario mantener y rescatar.

La Academia de Historia Eclesiástica de Pereira lleva el nombre de uno de los religiosos más recordados de la capital risaraldense “Monseñor Baltazar Álvarez Restrepo”, quien además de ser el primer obispo que tuvo la Diócesis de Pereira, fue el encargado de fundar la institución y darle vida.

Importancia
Sobre la importancia de la Academia y el por qué se eligió el nombre de Baltazar Álvarez Restrepo, el padre Anibal Hurtado, presidente de la misma, aseguró que “recordemos que Monseñor Alvarez fue un personaje muy querido que dejó una impronta de cultura y santidad extraordinarias. Su solo nombre servirá de inspiración, guía, luz y motivación, para próximos trabajos e investigaciones de la academia”.

Precisamente ayer se llevó a cabo el lanzamiento de la nueva entidad académica, evento en el que hicieron presencia los sacerdotes que la integrarán, entre otros, los sacerdotes Juan Manuel Vargas, Nelson Giraldo Mejía, Behitman Céspedes y Hernando Zuluaga.

Varios de estos presbíteros han escrito libros sobre la historia de la Iglesia católica en la región, así como de los personajes eclesiásticos más conocidos de estas tierras.

Es importante contar con la academia porque precisamente a través de ella se pretende reunir, no solamente la historia de la Diócesis y la de los sacerdotes que han pasado por aquí, sino también rendirle homenaje a la Catedral que a partir del terremoto de 1999 adquirió una dimensión muy especial con los hallazgos arqueológicos y arquitectónicos que se encontraron.

La idea es que a través de la academia todo esto pueda ser conocido no solo en la ciudad sino en el país.

El padre Hurtado señaló que “monseñor Rigoberto Bermúdez con una percepción finísima, vio la necesidad de que existiera una institución autorizada, competente y reconocida que tuviera la función de recoger la memoria histórica del quehacer eclesiástico y de esta iglesia particular de Pereira y conservarla para ilustración de estas y futuras generaciones y a la vez de renovar las gestas de quienes dejaron la impronta de su compromiso con el desarrollo espiritual y material de nuestros pueblos. Con esta perspectiva se crea la Academia de Historia Eclesiástica de Pereira y se le da el nombre de Baltazar Alvarez Restrepo”.

Palabras presidenciales

Aunque no pudo estar en el lanzamiento de la Academia de Historia Eclesiástica de Pereira, el presidente de la República, Iván Duque Márquez, envió una carta resaltando la importancia de ella.

El mandatario de los colombianos manifestó que “Celebro el nacimiento de la Academia de Historia Eclesiástica y estoy convencido de que será fundamental para rescatar la memoria de los aportes de la iglesia católica a esta pujante región de nuestro país, y para rendir homenaje al primer obispo de la ciudad Baltazar Alvarez Restrepo. La iglesia siempre ha sido guardiana del conocimiento y de la historia y esta academia continuará con ese legado con fe y el más alto compromiso. Quiero que sepan que los acompaño de corazón y les auguro que con la voluntad de Dios, este será el inició de una exitosa labor”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -