23.4 C
Pereira
sábado, noviembre 26, 2022

Un regalo de amor recibieron 20 mujeres

Ayer gracias a la bondad y solidaridad de decenas de habitantes de Pereira, 20 mujeres con diferentes tipos de cáncer recibieron un significativo regalo de Navidad, una peluca de cabello humano que si bien no les quitara el cáncer, sí permitirá mitigar el dolor psicológico que genera esta patología.

Meses atrás comenzó la etapa de donación de cabello. Decenas de personas acudieron a los salones de belleza que en compañía con la Secretaría de Salud de Pereira, recibieron las donaciones de cabello. Fueron donantes que en una verdadera muestra de solidaridad con el prójimo, se cortaron parte o la totalidad de su cabello.

La titular del despacho de Salud municipal, Ana Yolima Sánchez, manifestó que “finalizamos el proceso de donación de cabello con la entrega de las pelucas. Es un acto que enriquece el corazón y no hay nada más gratificante que ver sonreír a las mujeres con cáncer”.

 

Una historia conmovedora
El cáncer no conoce de edad. Lastimosamente cada vez hay más niños y niñas que padecen esta grave enfermedad y al igual que los adultos, ellos sufren los dolores, así mismo la caída del cabello.

Este es el caso de Hilary Rendón Parra, una niña de 11 años con cáncer en los ganglios y que perdió la totalidad de su cabellera. Ella fue una de las 20 beneficiarias de las pelucas entregadas ayer.

“Cuando se me cayó el pelo me puse muy triste, mi mamá quiso comprarme una peluca, pero estas eran muy costosas, por eso cuando me dijeron que me regalarían una me puse muy contenta. Solo tengo palabras de agradecimiento para la fundación Sanar, para la Secretaría de Salud y especialmente a quienes donaron su cabello para que hoy podamos tener pelo”.

La valentía de Hilary solo es comparable con el amor de su madre, Leidy Parra, quien al ver que su hija comenzó a perder el cabello, decidió raparse en solidaridad con su hija.

 

A su medida
Aunque nada compensa la perdida del cabello propio, la entrega de pelucas tuvo un gesto destacable. Y es que las pelucas no solo se hicieron a la medida de las beneficiarias, también se intento que fueran lo más parecida a como estas valerosas mujeres tenían su cabello antes de la enfermedad.

Quienes manifestaron tener el cabello lizo recibieron pelucas con esa característica, las que dijeron ser crespas también lo recibieron de esa manera.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -