26.4 C
Pereira
viernes, agosto 19, 2022

Gamma tiene antena de la discordia

Liliana Cardona Marín

La denuncia sobre la instalación de la estructura metálica para la inminente instalación de una antena de cuarta generación en una de las unidades habitacionales Gamma llegó al periódico esta semana. Ayer los habitantes de Gamma 2 fueron visitados para escuchar de primera mano su inconformidad.

 

Antes de que se convirtiera en una denuncia pública, las personas que se consideran afectadas optaron por hacer un conducto regular que empezó por la Personería de Pereira, después llegó a Inspección de Policía y posteriormente enviaron un derecho de petición (que ayer también cumplía el plazo de respuesta) a la administradora del conjunto residencial Fegove, en cuyo terreno se construyó la estructura y con quienes comparten el parqueadero adyacente a la misma.

 

Cascada de respuestas

Por parte de la Personería delegada en Medioambiente y Urbanismo, se hizo un requerimiento formal a la Inspección de Policía, por un derecho de petición interpuesto por la comunidad el 11 de julio de este año, en el que se manifiesta que la instalación de este tipo de antenas puede afectar la salud y el bienestar.

 

El inspector octavo de Policía Óscar Andrés Marín, por medio del oficio MAYU 000663 expuso los comportamientos contrarios a la convivencia que pueden llegar a relacionarse: no retirar o reparar en los inmuebles, los elementos que ofrezcan riesgo a la vida e integridad; perturbar la posesión o mera tenencia de un inmueble, por causa o hechos que la alteren; intervenir o construir con desconocimiento a lo preceptuado en la licencia; contravenir los usos específicos del suelo. El inspector deja claro que no posee una descripción clara de las circunstancias de tiempo, modo y lugar que podrían inferir en la posible afectación.

 

El inspector Marín, también ofició a la administración municipal para que las dependencias correspondientes verifiquen el cumplimiento o incumplimiento de las normas, entre las que se encuentran: registro TIC, plano de localización, licencia de construcción si es del caso, el permiso de altura de la aeronáutica civil entre otros.

 

En cuanto al derecho de petición enviado a la administradora de Fegove, en el documento le preguntaban por qué no hubo consulta previa con los vecinos; por qué no se respetó la recomendación de MinTIC, sobre la ubicación de estas antenas a por lo menos 700 metros de los centros poblados y con el antecedente de la que ya se encuentra en Santa Cruz de Gamma. Al momento del cierre de edición de este artículo la comunidad no había recibido respuesta, porque el plazo para la misma se entendía hasta la medianoche de ayer.

 

Si la respuesta de la administradora no llegaba, el paso a seguir es la tutela y comentan que pueden llegar hasta la acción popular, porque “No se le puede vender el alma al diablo por $20 mil pesos, como está acostumbrada la gente”, afirma el promotor de la iniciativa Rubén Darío Rojas.

 

¿Afectaciones para la salud?

Diversas investigaciones se han hecho en el ámbito mundial sobre los efectos secundarios que producen estas ondas en la salud de las personas ubicadas permanentemente en el área de influencia. Lo que preocupa seriamente a los denunciantes es que en la unidad residencial que habitan, la población adulta mayor es muy alta y dado que en gran parte son propietarios no tienen otra opción de vivienda diferente a vender, cosa para lo que no se encuentran preparados al estar en pleno ejercicio del plan de vida. 

 

Otra población numerosa que está en el área de influencia de la citada estructura, son los niños de la Institución Educativa Luis Carlos González Mejía, quienes ya de por sí deben soportar el paso ensordecedor de los aviones.

 

El debate entre las publicaciones científicas y la postura de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuanto a este tema sigue candente. Los primeros alertan sobre las muchas afectaciones para la salud humana en el mediano plazo y anuncian que la OMS cambiará en poco tiempo la clasificación de estas antenas. Mientras tanto en la Organización afirman que la cantidad de exposición a la radiofrecuencia no alcanza a superar a los niveles que ya se encuentran en la vida diaria.

 

Dato

Son más de tres décadas de historia de la mayoría de habitantes del lugar, por lo que consideran una falta de respeto que no se les consultara.

 

Cifra

204 apartamentos conforman la unidad Gamma 2, lo que se traduce en casi 1.000 habitantes.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -