14.3 C
Pereira
lunes, febrero 6, 2023

Último adiós a “Gupergo”

“Cuando un amigo se va, queda un espacio vacío, que no lo puede llenar la llegada de otro amigo”, lo dijo de manera singular y sublime el poeta cantante Alberto Cortez (qepd) y de inmediato se nos vinieron a la mente sus palabras al enterarnos del sensible y temprano fallecimiento en Medellín, su tierra natal, de Gustavo Pérez Gómez (Gupergo) nuestro ex sacerdote y rector del Colegio Salesianos de Dosquebradas, a principios de la década de los 70s.
En el año 74, al ser designada Pereira como sede de los Juegos Nacionales, fue inspirador de la letra, junto con el alumno salesiano, fundador y cantante del conjunto Los Tremendos, Germán Orrego, en equipo para sacar a la luz pública el disco Pereira Maravillosa, con el sello de Sonolux y de allí esa letra pegajosa: “en el aire se respira el aroma del café, es lo mejor de esta tierra, venga y compruébelo usted, aroma de mis recuerdos cuando muy lejos me encuentre… en el centro de Colombia, brilla la ciudad más bella, Pereira con sus mujeres, iguales a las estrellas, ay Pereira no te olvido cuando muy lejos me encuentre… el deporte colombiano tiene una cita grandiosa, Pereira 74, Pereira maravillosa”.
Cuando supo que el sacerdocio no era lo suyo, optó por el matrimonio y la conformación de un hogar cristiano y luego de ejercer como decano de la facultad de psicología de la Universidad San Buenaventura de Medellín, tuvo dedicación especial a la fundación y programa Teléfono de la Esperanza, que atiende llamadas telefónicas de personas en condición de vulnerabilidad sicológica, con depresión, sentimiento de soledad, abandono y con propensión al suicidio.

Hombre querido y vital, disfrutó intensamente la vida hasta el último de sus días, cuando estuvo en Pereira durante medio mes de noviembre pasado, atendiendo, compartiendo copas y viandas y acompañando todos los eventos sociales programados por sus grupos de alumnos, unos conmemorando el 50 aniversario de egreso y otros los 48 años. Buen futbolista, guitarrista, cantante y compositor, ostentando su buena pinta, siempre estaba en la jugada para celebrar y compartir con sus amigos. Era actor principal de nuestros encuentros maravillosos. Nos queda su recuerdo y la memoria de un gran ser humano a quien el Señor nos puso cerca para poder quererlo y admirarlo, por siempre. Dios lo guarde en su Eterna Morada”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -