18.4 C
Pereira
miércoles, octubre 5, 2022

Tenencia responsable de perros y gatos

Mariana Suárez Guarín

Tener animales de compañía implica una gran responsabilidad y compromiso, merecen ser tratados con mucho respeto, cuidados, protección y afecto durante toda su vida.

La asesoría del médico veterinario o un etólogo, es fundamental al momento de elegir un animal de compañía, eso hace parte de la gran responsabilidad del tenedor, quien es finalmente el que tiene el deber de brindarle el bienestar y cuidados necesarios para su debido desarrollo en cada etapa de la vida, así como en la relación y vínculo que se genera con el animal. Héctor Alzate, médico veterinario, especialista en etología y bienestar animal, brinda algunas orientaciones para la tenencia responsable y comprometida con los animales de compañía.

El proceso ideal para adquirir una mascota
“Se deben tener en cuenta varios aspectos, primero que todo las personas deben tener buena disposición, la responsabilidad de que van a llevar a sus hogares, a un ser vivo, el cual dependerá de su cuidado, que deben asegurarle alimentación, espacio cómodo, protección, buenas condiciones ambientales, limpieza, desinfección del lugar, cuidados sanitarios, cariño y respeto, porque pasa mucho que el que se antoja de la mascota es el niño pequeño y termina descargando toda la responsabilidad en los padres. Podemos decir que la edad apropiada para darle su primer perro a un niño está entre los 8 a 10 años, en ese tiempo puede responsabilizarse en el manejo, los paseos, los baños y demás cuidados en general. En cuanto a los gatos es diferente porque estos tienen unos comportamientos individuales, son más independientes, entonces tienen otro público, generalmente personas adultas. Otro aspecto importante es escoger la raza adecuada para el tipo de persona y ambiente donde va a estar el animal, muchas personas eligen razas de perros grandes, estas son muy activas y enérgicas para vivir en espacios reducidos como apartamentos, o casas con patios pequeños y allí es donde comienzan a parecer las dificultades de comportamiento en los animales”.

El profesional así mismo indicó que la recomendación es que antes de adquirir un perro verifiquen el tipo de raza. “Hay algunas que son de deporte, juego, compañía y otras que son de vigilancia y cuidado, que solo las deberían manejar personas especializadas. Actualmente hay mucho inconveniente con la tenencia de los perros Pit Bull, porque son animales que difícilmente se reciben en una guardería, son demasiado enérgicos, necesitan un manejo especial y la gente opta por tenerlos por moda y tal vez por desconocimiento o falta de asesoría no tienen en cuenta la gran responsabilidad que representa tener esta mascota en sus casas”, indicó el profesional.

Razas ideales
“El Border collie, es un perro que todos quieren tener, pero es de pastoreo, cuida ovejas y ganado, al tratar de adaptarlos a una residencia humana, la persona que los adquiere debe tener tiempo para sacarlo muchas veces al día, para que el animal no se estrese encerrado, ojalá sea una persona que le gusten las caminatas y los deportes, para poder compartir en estos espacios con su mascota y si el cuidador no tiene tiempo debe tener los medios económicos para poder enviarlo a una guardería. A este tipo de perros hay que retarlos física y mentalmente todo el tiempo, este debe estar haciendo ejercicio y actividades, así como también socializar con otros animales, recrearse para que no se estrese”, afirmó el médico veterinario.

El profesional también indicó que “a las personas que les gusta vivir más en la casa, deben elegir otro tipo de raza y si tiene niños pequeños lo ideal son perros de raza pequeña, que no necesiten de mucha actividad física, que no suelte mucho pelo, puede ser un bulldog francés, Jack Russell, que son perros caseros y no representan ningún tipo de peligro para los niños. Para las niñas la mascota ideal podría ser el yorkie, maltés o shih tzu, que son perros que se prestan para ser muy consentidos, pueden cepillarse debido a su pelaje, entre otras características. Para los jóvenes adolescentes son ideales los labradores, ya que son animales que les gustan los juegos, salir a caminar, les agrada el agua y tienen afinidades parecidas con la edad de los jóvenes pre y adolescentes. Una persona adulta, por lo general elige perros de compañía y vigilancia, el rottweiler o el fila brasileño, que son perros que cumplen estas funciones y a la vez ayudan a cuidar y proteger el entorno de su cuidador.

Buscar apoyo profesional
Las personas deben asesorarse de un profesional en animales de compañía, antes de adquirir una mascota, deben investigar siempre sea perro o gato, por ejemplo en fechas de Navidad se dispara la compra de perros, porque hay muchas personas que los toman como juguetes e igual de fácil que lo adquieren, así mismo los desechan, el abandono de perros y gatos está a la orden del día, en todas partes. Por ejemplo la raza Beagle es precioso cuando es un cachorro, pero es un perro que necesita demasiada atención y ejercicio”, concluyó Héctor.

A tener en cuenta que un dueño responsable nunca:

*Abandona a su mascota.
* Permite que deambule libremente en la calle.
* Permite que se alimente de basura o desperdicios.
* Permite que se reproduzca descontroladamente.

* Un dueño responsable evita que su mascota pueda transformarse en un riesgo para la salud de la familia, vecinos, otros animales o el ambiente.

Los cuidados desde pequeños

Cuando las personas adquieren sus animales de compañía, a nivel sanitario es fundamental que mantengan el número de mascotas que puedan cuidar responsablemente, y seguir las indicaciones de un médico veterinario. “Las mascotas deben estar vacunadas siguiendo el esquema orientado por un médico veterinario, desparasitarlo según criterio médico, si son de criadero por lo general ya tienen la primera vacuna y desparasitación que es lo normal o también cuando son comprados por personas particulares, pero siempre es importante asesorarse del profesional que les indique los pasos a seguir, para saber completar el esquema o plan de vacunas. El periodo inicial de 0 a 4 meses, es fundamental por la parte sanitaria de la mascota así como por la parte comportamental, porque esos primeros 4 meses, son la mejor época para que el perro se eduque y comience a socializar, en este sentido la gente debe asesorarse de etólogos especializados en la materia, porque según el tipo de perro que tengamos los procesos son diferentes”, concluyó el etólogo especializado.

 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -