20.4 C
Pereira
martes, noviembre 29, 2022

La comunidad estalló

Liliana Cardona Marín

El 14 de septiembre pasado, este medio de comunicación realizó un recorrido por la vía que desde San Joaquín conduce al centro poblado de Altagracia y expuso los puntos críticos, la afectación a los campesinos que son la despensa agrícola de Pereira y los inconvenientes por los que tiene que pasar el turista que se acerca al floreciente comercio de gastronomía.

 

Al día siguiente de esa publicación el alcalde Carlos Maya trinó para invitar al Gobernador Tamayo, a unir recursos y empezar obras, pero como pasa en casi todo, no se volvió a saber nada. El día anterior, en las pancartas pegadas a los carros que cerraban el paso estaba la consigna: ‘solo vienen por los votos’.

 

El comunicado a la opinión pública

Desde el 12 de octubre los grupos de whatsapp empezaron a compartir la invitación al plantón convocado para ayer a las 7:00 de la mañana en el sector Trocaderos, sobre el puente que cruza por encima de la vía Condina. Se unieron para tal fin habitantes de Arabia, Altagracia y todas las veredas, a los que se sumaron los comerciantes con la logística, porque esta situación amenaza la economía.

Una de las organizadoras, Consuelo Paredes líder de la vereda Cañaveral dijo: “Los habitantes de los corregimientos de Altagracia y Arabia reclamamos que también nos traten como pereiranos, no queremos que se nos vea como algo ajeno a la ciudad y que solo sirvamos para que nos cataloguen como Paisaje Cultural Cafetero y nos embellezcan momentáneamente el corregimiento cuando altas personalidades van a venir a constatar las bondades de la tierra”.

 

Después de realizar convocatorias abiertas con la participación de un número importante de vecinos, se definió una reunión en la que se determinaron las necesidades más apremiantes: el pésimo estado de la vía, los múltiples accidentes de tránsito ocasionados por el mal estado de la misma, los daños a los vehículos, la falta de iluminación; construcción de muros de contención en puntos críticos, ante el anuncio de recrudecimiento del invierno, porque se obstruyen por derrumbes y hay peligro inminente; construcción de andenes, desagües y atender el maltrato al que se someten a diario los pasajeros por todo lo anterior.

 

Mientras se redactaba esta nota, el gobernador de Risaralda decretó la Calamidad Pública para atender puntos críticos viales que ha dejado la segunda temporada de lluvias, en otros municipios.

 

Los ediles, presidentes de junta y líderes se cansaron de hacer gestiones sin resultado, porque obtienen solo dilaciones y respuestas vagas, en abril fue la última vez que trataron de ser escuchados por medio de Derecho de Petición a la alcaldía, al no haber respuesta en seis meses, no quedó de otra que las vías de hecho. 

 

Los antecedentes y la jornada

Luz María Restrepo, la otra encargada de liderar expresó: “Esto es un tema turístico y agropecuario, demandamos la presencia del alcalde Maya y no de ningún secretario, no queremos más reparcheos, queremos levantamiento de la capa asfáltica”.

 

Hace poco se vivió una situación similar en Combia y allá enviaron a la secretaria de Gobierno Karen Zape, lo que dio con el levantamiento de la protesta y las posteriores conversaciones con los miembros del Comité Cívico.

 

Reclamaron específicamente un radicado con fechas para las obras. El plazo para que llegara el alcalde era hasta las 2:00 p.m., antes de ‘bajar’ a tapar la vía nacional. Pasada la 1:00 de la tarde hicieron presencia los secretarios de Gobierno e Infraestructura y esta situación que pedían no se diera caldeó los ánimos de los protestantes, que se repartieron entre el punto inicial y la vía Condina antes de la 1:45 p.m.  

 

En Altagracia quieren evitar verse en condiciones similares a La Florida, en donde colapsa la movilidad cada fin de semana. La queja se extendió también a las vías terciarias de un sinnúmero de veredas que nutren el centro de Altagracia con productos, mano de obra y hasta enfermos, porque a la dificultad para sacar de urgencia un paciente por esa vía, está el olvido en el que tienen al puesto de salud, allí hay una sola enfermera que les suele decir: ‘Ese procedimiento no lo puedo hacer’. 

 

El tema de la vía alterna es otra herida sin atención hace muchos años. La vía principal a Altagracia cumplió su vida útil hace 10 años y los reparcheos de la Secretaría de Infraestructura, ya ni de paño de agua tibia sirven, porque afean el panorama y duran muy poco. Para terminar, la comunidad también se quejó de las condiciones de los colegios públicos, les parece inaudito que el sitio de mostrar, tenga a sus niños en malas condiciones.

 

“Nosotros al que elegimos fue a Maya, no a ningún secretario”.

Cifra

180 huecos son los que aduce la comunidad que deben soportar.

Dato

Los turistas que visitaban el Mirador y el parque de los ‘Aulladores’, los fines de semana han bajado a la mitad, por culpa del estado de la vía.

 

Los políticos…

Ayer se buscó la reacción de los congresistas por Risaralda, para saber si este tema lo tienen en sus proyectos, pero justo coincidió con la Plenaria del Presupuesto General de la Nación. 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -