Semanalmente asesinan a 6 líderes sociales en Colombia

En Colombia hay un asesinato sistemático de los líderes sociales, así lo manifestaron varios de los personeros del país, quienes participaron en el conversatorio mencionado, el cual fue organizado por la Personería de Pereira.

Esta afirmación no es solo una cuestión de percepción de los defensores de derechos humanos, sino que las cifras nacionales avalan este sentimiento. Y es que desde 2016 a junio de 2020, se han registrado 662 homicidios, más de 2829 amenazas y 165 atentados.

Y aunque este año la pandemia del Covid ha desviado la atención ciudadana de los homicidios de líderes sociales, la problemática sigue presente, al punto de que las cifras hablan de 251 asesinatos de líderes en el 2020.

Ante este escenario, la personera de Pereira, Sandra Lorena Cárdenas, manifestó que “con sólo una amenaza a uno de nuestras lideresas o líderes, ya está en riesgo la democracia y la consolidación del Estado Social de Derecho».

En el foro participaron personeros de ciudades capitales como es el caso de Pereira y Cali, pero también de municipios más pequeños en población y que han sufrido el conflicto armado en carne viva, como es el caso del personero de San José del Palmar (Chocó), Suratá (Santander), Tumaco (Nariño), entre otros.

Es importante mencionar que sí bien en ciudades como la capital risaraldense y la vallecaucana, no hay un conflicto armado tan crudo como el que se vive en otras regiones, estas localidades han sufrido el flagelo del homicidio de líderes sociales, especialmente los comunitarios y ambientales.

 

Las causas

Entre los líderes sociales, los que defienden el medio ambiente son quienes más riesgo están corriendo en el país. Varios de ellos han sido asesinados en los últimos años, especialmente en zonas que han vivido de cerca el conflicto armado.

Esto se presenta porque muchos de los homicidios de estos líderes, son cometidos por grupos que manejan cultivos y rutas de narcotráfico y también grupos delincuenciales dedicados a la minería ilegal.

La falta de presencia de autoridades policiales y militares y en sí de todo el Estado, convierten a zonas como el Cauca, Chocó, Nariño, Catatumbo, entre otras, en espacios donde los grupos ilegales son quienes deciden quien muere y quien vive. Los líderes sociales que denuncian estas problemáticas son asesinados o forzados a abandonar sus tierras.

Para frenar el asesinato sistemático de líderes sociales en el país, no solo basta con hacer presencia en los territorios en conflicto por unos meses, sino que se debe efectuar un acompañamiento integral por parte del Estado. El personero de Tumaco (Nariño), Jair Fernando Parra, aseguró durante el foro, que en esa población las comunidades viven momentos de calma por un año, mientras están presentes las autoridades, sin embargo cuando estas abandonan o reducen su presencia en estos, la violencia vuelve a estar presente y retornan los homicidios de los líderes.

 

Impunidad

Otro de los temas tratados en el foro mencionado, es el de la impunidad. Muchos de los homicidios de los líderes sociales no son resueltos por las autoridades competentes, situación que no solo agrava la situación de los líderes en el país, también genera una percepción en la ciudadanía de que la justicia no funciona.

Aunque las principales causas por las que matan a los líderes son conocidas por las autoridades, muchas veces los asesinatos se atribuyen a los grupos armados ilegales, no obstante se quedan en esa atribución y no se individualiza al perpetrador del crimen.

 

Destacado

Los participantes del del I Foro Virtual de Derechos Humanos en Todo el Territorio “Por la defensa de nuestros líderes sociales”, firmaron un manifiesto que será enviado al Gobierno nacional, con el propósito de frenar el asesinato de los líderes en el país.

 

Deja un comentario