24.4 C
Pereira
lunes, septiembre 26, 2022

Riesgos de deslizamientos de tierra en Pereira

Según el Plan Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres de Pereira que fue actualizado recientemente, en la ciudad hay 4.243 estructuras amenazadas por posibles deslizamientos de tierra.

Las zonas más susceptibles a este fenómeno son: ladera norte del Aeropuerto Internacional Matecaña, ladera de los barrios Central y Travesuras (comuna Boston), ladera barrio Intermedio (Villa Santana), barrios La Dulcera y Villa Mery (San Nicolás), la vertiente de la quebrada Letras desde la parte posterior del barrio Libertador hasta el sector Crucero de Cuba, la ladera norte de la vertiente de la quebrada El Oso a la altura del barrio Portal de las Mercedes (comuna El Oso), la ladera entre el barrio Vendedores Ambulantes y Restrepo (comuna Consota) y finalmente la ladera norte de la quebrada La Dulcera a la altura del barrio Nueva Esperanza (comuna Ferrocarril).

Es importante destacar que estas zonas son donde más estructuras se podrían ver afectadas por un derrumbe, sin embargo no son los únicos sectores con condición de riesgo en la ciudad.

Por ejemplo, en los últimos 100 años se han registrado dos graves tragedias en la zona de la avenida del Río, la más reciente el 8 de febrero de este año que dejo 17 personas fallecidas.

 

Reducción del riesgo
Los movimientos en masa o deslizamientos de tierra pueden producirse por diferentes causas, desde situaciones asociadas al clima como las fuertes y constantes lluvias, pero también por la intervención humana cuando se realizan construcciones, actividades agropecuarias, entre otras, en la parte alta de los taludes.

Por eso entre las intervenciones que se pueden efectuar por parte de las autoridades de gestión del riesgo están: Implementar medidas de reducción del riesgo de desastres a partir del uso de tecnologías alternativas ambientalmente sostenibles.

Reubicar las viviendas que se encuentran en zonas de riesgo no mitigable por movimientos en masa. Priorizar e implementar acciones de mejoramiento de vivienda, orientadas a su reforzamiento estructural y disminución de la vulnerabilidad física.

Implementar un sistema de control y seguimiento para minimizar la ocupación por desarrollos urbanísticos y/o asentamientos humanos, en suelos clasificados como de protección por riesgo de desastres.

Incorporar los suelos de protección por riesgo a corredores para la sostenibilidad del territorio, que contribuyan a la migración asistida y a la restauración de servicios ecosistémicos.

Realizar mantenimiento y vigilancia a las obras de intervención correctiva del riesgo por movimientos en masa.

Instalar señalización preventiva en zonas geológicamente inestables, en donde ya se han realizado intervenciones correctivas del riesgo por deslizamientos de tierra.

Realizar trabajo comunitario para el monitoreo de zonas de riesgo por movimientos en masa, como prevención a la ocupación ilegal de los predios.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -