18.4 C
Pereira
lunes, septiembre 26, 2022

Restaurantes en Pereira viven una grave crisis por la actualidad del país

Debido al desabastecimiento de combustibles, muchos restaurantes en la capital risaraldense han tenido que suspender sus servicios de domicilio, ya que hay una imposibilidad tangente de poder llevar los alimentos en vehículos motorizados, especialmente en motocicleta.

Aunque otros han tenido que recurrir a la bicicleta o pedirles a sus clientes que vayan hasta el restaurante para recoger sus pedidos, esto ha incidido en la disminución de las ventas.

Hay que recordar que en Risaralda solo se está permitiendo el abastecimiento de combustibles, hasta en un 30 %, lo que no ha terminado las largas filas en las estaciones de servicio (bombas).

Es preciso señalar que los domicilios se han convertido en una herramienta esencial, para poder subsistir en medio de una pandemia, que no solo los ha tenido con cierres por causa del confinamiento, también por medidas como el toque de queda y el pico y cédula.

Precisamente en entrevista con El Diario, Diego Panesso, un reconocido empresario del sector gastronómico de Pereira, aseguró que “estamos atravesando una crisis más grave que la que padecimos durante el aislamiento obligatorio. Venimos de enormes pérdidas por el toque de queda nocturno y ahora nos empatan con un paro nacional”.

Camilo Vélez, emprendedor del sector culinario, manifestó que “hemos tenido que recurrir a la bicicleta para los domicilios cercanos a nuestro negocio, mientras que no podemos llevar domicilios a Cerritos, a la avenida 30 de Agosto, al sector de Corales, entre otros”.

 

Escasez de alimentos

Los bloqueos de las vías, también han conllevado a un desabastecimiento de alimentos, otro de los factores que ha ‘quemado los platos’ de los restaurantes.

Y es que ya muchos sienten el incremento exorbitado de algunos alimentos, muchos de los cuales son esenciales para elaborar los platos del menú de los establecimientos del sector gastronómico.

Esto ha producido un efecto domino, que no solo ha afectado a los restaurantes, también al resto de la cadena de alimentos.

Dijo Panesso que ha tenido contacto con los productores de cárnicos, quienes no cuentan en el momento con el concentrado para alimentar a las reses, cerdos, pollos, entre otros.

Por su parte Vélez, acotó que las materias primas le han aumentado en un 30 %, situación que tendría un impacto directo en los ingresos de su negocio.

 

Menos ventas

El paro nacional no solo ha ocasionado las escaseces mencionadas, también ha hecho que muchos clientes, especialmente en las noches, tengan temor de salir a un restaurante, situación que ha disminuido las ventas de los restaurantes hasta en un 60 %.

Anteriormente la problemática se presentaba por el toque de queda y aunque ese inconveniente ya se superó, ahora sale otro aspecto como el miedo de los comensales.

 

Pie de foto 1: Miles de empleos y cientos de negocios del sector gastronómico, viven un verdadero riesgo de desaparecer por la crisis que afronta el país.

 

Pie de foto 2: Tras sobrevivir a serios problemas por cuenta de la pandemia del Covid, los restaurantes siguen padeciendo una crisis por cuenta de los bloqueos de vías

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -