15.1 C
Pereira
miércoles, junio 29, 2022

Reciclar, amor infinito por el planeta

Es tendencia

- Advertisement -

Fabián Velásquez y Jhon Fredy Correa, son unos de los recicladores de la organización Infinity Recycle. Ellos inician su ruta de recolección desde las 4:00 a. m. los días lunes, miércoles y jueves, y los martes y viernes después de las 5:00 a. m. hasta las 6:30 p.m., jornadas largas con una hora de descanso.

“El nombre fue una idea de un compañero, pero en un principio se llamó Reciclaje Infinito, pero el término nos parecía bastante ‘criollo’, entonces buscando en internet vimos que en inglés era Infinity Recycle y nos gustó, porque además nuestro logo hace referencia a un amor infinito por nuestro planeta”, manifestó Velásquez.

Así pues, recorren diferentes puntos de la ciudad como Tribunas Córcega (trabajan en conjunto con el acueducto de dicho sector), y han sido solicitados por habitantes de Combia, Pereira, Dosquebradas y Altagracia, incluso los han llamado de Bogotá, pues son muy cumplidos con sus horarios.

La organización recolecta papel, cartón, botellas, plásticos, aceite de cocina, radiografía y parafina. Dicho material es llevado a unas bodegas en donde seleccionan y almacenan los elementos que posteriormente comercializan.

“Este tipo de labores son bien recibidas por la comunidad, de hecho hemos crecido en usuarios, ya que hay un trabajo de voz a voz, además hemos recibido gran apoyo de VNG, la Fundación Familia, la Secretaría de Desarrollo Rural, pero especialmente del Área Metropolitana Centro Occidente, quién desde un principio nos ha acompañado puntualizó Velásquez a El Diario.

 

Proceso legal

En el 2016, el Ministerio de Vivienda estableció el decreto 596 como respuesta a varias sentencias de la Corte Constitucional, en donde la labor de los recicladores de oficio debía reconocerse como un servicio público.

La norma pretende que se organicen en una comunidad solidaria por medio de organizaciones, cooperativas o asociaciones para que hagan parte de la formalidad como prestadores de un servicio público, en este caso como recolectores y transportadores de residuos aprovechables.

Luego de la expedición del decreto, los recicladores tienen cinco años para establecerse y deben cumplir con ocho fases y requisitos como: trámite de registro único, contar con una base de datos de sus usuarios, planes de fortalecimiento empresarial, gestión de riesgo y prestación del servicio en donde además deben tener definidas sus rutas, horarios y frecuencias, contabilidad, entre otras cosas. La contraprestación del proceso es que puedan acceder a un reconocimiento tarifario en la factura de aseo.

 

Recicladores de oficio

Según la norma, un reciclador  de oficio es cualquier persona que derive su sustento de material aprovechable, pero que además se dedica a esta labor por más de tres o cuatro días a la semana.

“Con la publicación de la resolución se empezaron a presentar diferentes situaciones porque están los recicladores de oficio que informalmente se comenzaron a llamar ‘recicladores familia’, están los recicladores que mal llamados en condición de calle y por último aparecieron los chatarreros, quienes no quedaron enmarcados en la sentencia de la corte”, explicó Felipe Vásquez, experto Cooperación Deals de Pereira, VNG International, Agencia de Cooperación Internacional de la Federación de Municipios Holandeses.

Así pues, los chatarreros indicaban que ellos son quienes captan o compran los elementos de los recicladores, por tanto aducían que tenían derecho a formar parte de alguna asociación. No obstante, ellos no son quienes recogen y transportan el material, lo cual es una exigencia del decreto.

 

Las asociaciones

En el 2018 había entre ocho y 15 organizaciones de recicladores en la ciudad. Sin embargo, con todo el proceso y las exigencias a la fecha hay seis: Asorpereira, Ema Bus, Fundambiente, Preconsol, Infinity Recycle y Aso Punto Verde. Cada una de estas organizaciones recolectan al mes aproximadamente 20 toneladas y en total son 117 trabajadores.

“Dichas asociaciones están en un proceso de formalización en donde deben cumplir con todo lo de rigor, además de contar con un esquema de economía solidaria”, precisó Vásquez.  

 

Separación en la fuente

Una de las funciones como ciudadanos es realizar la separación de los residuos orgánicos de los que se pueden aprovechar. No obstante, hay dos problemáticas. La primera tiene que ver con aquellos que aunque hacen la labor de separación, muchos elementos terminan en el relleno sanitario, ya que el tema del reciclaje es algo que hace poco se viene implementando y las organizaciones tienen unos lugares definidos.

La segunda situación tiene que ver con la falta mucha cultura ciudadana, en donde muchas personas en una sola bolsa arrojan toda clase de desechos. Por tanto, es necesario un proceso de sensibilización al usuario puerta a puerta en los barrios, especialmente en los sitios en donde los recicladores tienen presencia.

 

Dato

La Alcaldía junto a VNG, esperan realizar para en el mes de julio unas pruebas piloto en algunas partes de la ciudad con el ánimo de fortalecer el tema de cultura ciudadana

 

Para estar informado

- Advertisement -

2 COMENTARIOS

  1. Infinity Recicle es un equpo de trabajo comprometido y responsable con su labor. En diferentes actividades de Tribunas han colaborado con la limpieza y recolección, como contraprestación al apoyo que les brinda la EPSTRI , Secretará de Desarrollo Rural y el AMCO

  2. pronto sabrán de un medio tecnológico para reciclar en mi ciudad (pereira) y ayudar al reciclador y al planeta
    espero su apoyo , gracias

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -