14.7 C
Pereira
domingo, octubre 2, 2022

No es Tokio-Japón claramente

Liliana Cardona Marín

El turismo es pieza clave en la reactivación económica del mundo entero después de los estragos del periodo fuerte de la Pandemia, de la que aún quedan contagios. El Megacable es la ficha articuladora en la apuesta local, para que tanto turistas como locales inviertan y se antojen por ejemplo de subir a Canceles, porque si el paisaje que se abre ante los ojos sorpresivamente al empezar a subir es bonito, lo es más el que se tiene desde el cerro hacia la ciudad.

 

Hasta ahí todo muy bien, lo que empieza a dejar un mal sabor de boca es esa ciudad que verán desde el Cable, quienes decidan hacer turismo en esa parte de Pereira, cómo explicar que Tokio es un barrio con 17 años de historia y a sus calles no se les ha dado la más mínima capa de asfalto y que por esa razón sobrevienen los demás problemas. Claro que si se ve en consonancia, pues qué esperar de las calles en cualquier barrio si en el centro la capa asfáltica se encuentra en un estado lamentable.

Así de cerca se ve el cable desde Tokio, es fácil imaginar la panorámica que se tiene arriba.

 

A Pereira, como a Pimpón el muñeco grande de cartón, solo le lavaron la carita, esto por los arreglos en la Avenida 30 de Agosto (la de mostrar) y eso por las Fiestas de La Cosecha, después de los días de jolgorio todo seguirá igual o peor. Lo que más triste pone a estos habitantes es ver las redes sociales de la alcaldía en donde se ve a funcionarios mostrando las bondades del Megacable, las oportunidades de inversión en Canceles y que no le den una mirada a las necesidades de la comunidad adyacente.

 

La comunidad quiere resurgir

En la comuna Villasantana convergen varios barrios en los que sus habitantes quieren progresar, que se les tenga en cuenta como ciudadanos y que no haya estigmas sociales cuando se nombre a barrios como Tokio. Allá, como en tantas otras localidades de la ciudad tienen problemas con las alcantarillas tapadas a causa de la tierra de las calles sin pavimentar, por esta razón las personas de la parte baja se inundan y los de arriba sufren de humedades en las viviendas, porque este invierno inacabable no da tiempo a que los estragos del aguacero anterior pasen, cuando ya empieza el nuevo chubasco.

Aquí debajo está una de las alcantarillas del barrio Tokio.

 

El estado de la calle por las manzanas seis y siete es tan lamentable que se hace imposible caminar a buen paso. Esa misma dificultad en la movilidad complicó prestarle ayuda a una vecina recién llegada a esa misma cuadra, sufrieron lo indecible, porque el peso de la señora es considerable para moverla, para completar el andén es en escalones y la ambulancia casi no entra.

 

Jugar en estas calles también es un riesgo, muchas de las piedras tienen filo, cuando no es que los niños juegan  arrojarlas y rompen los vidrios. A una sola voz, todos los habitantes expresaron que no quieren dinero, que si el problema es de personal, que les den los materiales y que ellos en convite hacen los arreglos, porque “gente que sabe de construcción es lo único que tenemos acá”.

 

Fútbol y paz 

En la actualidad Jefferson Agudelo es el líder comunal de Tokio que organizó un campeonato de fútbol en el que hay varios equipos de los barrios Guayabal, Intermedio, Las Brisas, El Remanso, Villasantana y el mismo Tokio, también hay selección Embera Chamí, Embera Katío y Afrodesdendientes. “La idea es acabar con el asunto de las ‘fronteras invisibles’, seguir mejorando la seguridad de la zona y alejar a los jóvenes de entornos conflictivos, también recuperamos la cancha sintética para los niños, era un desecho y foco de inseguridad”.

 

Con recursos propios y de la comunidad se rehabilitó este espacio del barrio, que de día es para jugar y en la noche se alquila para reinvertir en ella misma. Es tanto el impulso de estas personas que la escuela de fútbol Mora Mora, le apuesta a este cambio y ya hace presencia en el lugar. Les gustaría que no se cobrara, pero son conscientes de que los profesores también invierten su tiempo y que del valor que normalmente se cancela quedó bastante económico.

 

El tubo está roto

Al otro lado está la manzana 12, allí el problema ya es con un tubo de agua que está brotando humedad hacia la superficie, llevan bastante tiempo solicitando a Aguas y Aguas una solución que nunca llega, es tanta la humedad que con el intenso calor de ayer se alcanzaba a percibir sobre la tierra. En teoría este trabajo es fácil, porque como las calles están sin pavimentar, no hay cemento para romper.

Otra de las cosas que llama la atención es la recámara colectora de aguas, de las mismas que en otros lugares están a nivel de la calle, en Tokio está más arriba de un posible nivel de la calle si llegaran a pavimentar.

Cifra

66 mil personas conforman la comuna Villasantana.

 

Opine 

¿Cuál es su queja?

Sagrario Largo – vecina Tokio

“La señora de aquí de la esquina, doña Asceneth, se nos murió de un infarto, porque no alcanzamos a sacarla con esa calle así. Estamos muy afectados para sacar enfermos”.

María Margot Largo – vecina Tokio

“Cuando uno viene con el mercado los taxis nos dejan allá en la principal y esas bolsas bien pesadas, toca llamar a los vecinos que nos ayuden”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -