18.4 C
Pereira
miércoles, octubre 5, 2022

¿Qué hacer frente a las infecciones urinarias en los gatos?

De acuerdo con algunos médicos veterinarios, uno de los motivos de consulta más frecuente en gatos es por enfermedades urinarias. Conozca en qué consisten y el tratamiento adecuado para el bienestar del animal.

Mariana Suárez Guarín

Las enfermedades de las vías urinarias en los gatos, si no se tratan a tiempo, pueden convertirse en un trastorno crónico molesto tanto para el felino como para sus propietarios; la ayuda de un médico veterinario resulta fundamental para prevenir y tratar al animalito a tiempo. Steven Bedoya, médico veterinario de la ciudad de Pereira, indicó que desde su experiencia ha identificado que el motivo de consulta más frecuente en los gatos machos, son problemas urinarios en las vías bajas, explicando cómo actuar frente a esta situación para salvaguardar la vida del felino.

¿Cuáles son los síntomas?

“El gato presenta inapetencia o deja de comer como habitualmente lo hace, evidencia síntomas de dolor abdominal, se queda en su arena por mucho tiempo y no logra orinar, o al orinar le resulta doloroso y solo se vierten pequeños chorritos de orina, o goteos; así mismo cuando sale de la arena comienza a lamerse su zona genital, o a presentar acicalamiento excesivo y también intenta orinar fuera del arenero donde no tiene acostumbrado a hacerlo. Al momento de hacer la revisión identificamos que los felinos llegan con un alto grado de deshidratación, dolor abdominal, algo que se conoce clínicamente como vejiga pletórica, o globo vesical, que a la palpación se alcanza a sentir la vejiga muy dura y llena de orina con sangre”, confirmó el veterinario.

¿A qué se deben estos problemas urinarios?

“A la condición anatómica, los gatos machos normalmente suelen tener una uretra muy larga y de un poco diámetro muy angosta (por lo que pueden desarrollar fácilmente una obstrucción de la uretra que es el tubo que drena la orina de la vejiga hacia el exterior por el pene). Y de otro lado los problemas urinarios también se presentan por problemas alimenticios, por consumir concentrados o alimentos solo secos, gatos a los cuales nunca les dan alimentos húmedos, normalmente la gente tiene la creencia de que el alimento húmedo son sobres de carnitas que venden en el mercado local, pero esos alimentos son muy grasosos.

La comida húmeda son los pates o alimento en lata para gatos, que sugiero a la hora de alimentarlos es mezclárselo por lo menos cada dos días, una latica de algún tipo de alimento de buena calidad. El alimento concentrado acidifica el ph de la orina cuando las proteínas que tienen esos alimentos son de baja calidad y permiten el paso a sedimentos urinarios que se mineralizan y conllevan a la formación de cristales urinarios o cálculos, se genera una obstrucción.

Así mismo existen otros tipos de obstrucción como La enfermedad del tracto urinario inferior felino (FLUTD), cistitis idiopática felina, no permitiendo que el gato orine y se resuelve solo con medicamentos. Hay enfermedades urinarias que son más difíciles de diagnosticar”, manifestó Bedoya.

¿Cuál es el tratamiento?

Luego de la consulta se hacen una serie de exámenes y controles médicos para determinar puntualmente el daño. “Se realizan exámenes con sangre, para identificar qué tanto han sufrido los riñones, cómo se debe proteger el órgano, se toma examen de orina para saber, si hay sangre, cristales, o sedimentos y de que tipo.

El felino debe sedarse, se le hace un vaciado total de la vejiga, con una sonda a través de la uretra, donde se extrae la orina acumulada y se hacen lavados; posteriormente se realiza una ecografía abdominal donde se evidencia que tipo de obstrucción es, total o parcial, si hay sedimentos, o cálculos de gran tamaño, si hay un tapón mucoso y en este punto se determina si se debe realizar la cirugía o solo se realizan unos lavados con solución salina en un tratamiento médico por varios días, para que ayude a refrescar y desinflamar la vejiga.

Posteriormente se hace control ecográfico que demuestre que ya se extrajo el sedimento urinario, se retira la sonda y se espera que el paciente vaya y orine en su arena por si solo.

En la casa se debe cambiar el arenero, así mismo se debe hacer un cambio de dieta. Esta es una enfermedad recurrente”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -