20.5 C
Pereira
sábado, noviembre 26, 2022

¿Qué está pasando con la educación en Colombia?

Marcela Arboleda Arias

Son varias las razones que explican el fenómeno de la deserción escolar, la cual es entendida como aquellos estudiantes que habiendo ingresado a un programa oficial de su interés para la formación, por diferentes razones lo abandonan.

Para Juan Alejandro Barreto, director de la Especialización en Gestión Humana de las Organizaciones de la Universidad Piloto de Colombia, las razones para abandonar los centros educativos se pueden establecer a través del estudio de aspectos como la demografía del país, en donde el nivel de hijos por pareja cae de manera drástica en los últimos 20 años; culturales y sociales, donde las personas no quieren tener hijos; condiciones económicas, donde es evidente que en muchas situaciones los costos de la educación no son compatibles frente a las expectativas y la calidad de los procesos de enseñanza y aprendizaje que ofrecen las instituciones, esto evidencia inconformismo por el tipo de educación que se imparte: modelos convencionales, metodologías aburridas, esquemas rígidos, docentes que no están alineados con las necesidades de formación social, entre otros fenómenos.

Ahora bien, la variable principal que hay para explorar, tiene que ver con las diferencias entre la educación pública y la privada en torno a costos, calidad, cobertura, modelos pedagógicos, pertinencia, cualificación docente, formación de los directivos y, en tiempos más recientes fenómenos de corrupción y desvío de recursos.

“Se parte del hecho que si la educación es gratuita, debe ser ‘de mala calidad’, y claro que eso no se puede tomar como una regla de oro, por cuanto instituciones públicas como la Universidad Nacional a modo de ejemplo, es referente de la educación superior a nivel nacional e internacional, y se convierte en el sueño para aquellos estudiantes con el mejor récord académico del país, que no cuentan con recursos para ingresar a una institución de educación superior privada, además permite que aquellos aspirantes con condiciones socioeconómicas precarias, tengan acceso preferente”, explicó Barreto a El Diario.

Deserción infantil

Las causas de la deserción de acuerdo con los estudios del Ministerio de Educación Nacional son multivariables: se puede indicar que deserta más la población infantil por cuanto las instituciones no cuentan con la capacidad de realizar el seguimiento permanente a las familias de los niños que ingresan, además no implementan planes de seguimiento y retención estudiantil, lo que les lleva en muchas ocasiones cambiar de sitio de residencia, la ciudad o región, sin que la institución educativa pueda dar cuenta de ello.

De igual forma, es importante tener en consideración que dependiendo de la región geográfica, las cifras preocupan aún más. “La deserción escolar en la provincia es el doble o más de la que se registra en la principales ciudades del país, por cuanto los menores abandonan sus estudios para intentar generar ingresos para la familia, o cuando migran a otras zonas, otras regiones y otras condiciones”, manifestó Barreto.

En las grandes ciudades a modo de ejemplo, el fenómeno trasciende a los programas de asistencia social y alimentación escolar que van en la misma dirección de los cupos escolares, por cuanto muchos niños con condiciones precarias deben llegar a las instituciones educativas distantes a su sitio de morada, sin la alimentación mínima necesaria, lo que puede afectar de manera grande el rendimiento escolar.

Por otro lado, según la Secretaría de Educación de Pereira, la deserción escolar en la ciudad, tiene que ver con la migración hacia otros modelos pedagógicos o hacia otras ciudades, sin posibilidad de rastreo, pues cuando un menor sale del Sistema de Matrícula Estudiantil, no hay forma de monitorearlo, la plataforma no permite ver a otras instituciones educativas hacia dónde se trasladó el estudiante. Pereira pasó en los últimos cuatro años de una deserción de 5,2 a 4,8 %.

Permanencia estudiantil

Las instituciones de educación superior del país vienen implementando diferentes estrategias para disminuir la deserción de sus estudiantes, que sigue presentando altos índices en Colombia. La deserción universitaria en nuestro país se acerca al 42 %, una de las más altas de Latinoamérica; es decir, que se retiran 42 estudiantes de cada 100 que ingresan a cursar un programa académico.

En el proceso formativo, no sólo la parte académica es fundamental para el desempeño del estudiante, el equilibrio emocional y la situación económica son factores que también influyen en la permanencia estudiantil, factores que en algunas ocasiones pueden truncar o aplazar dichos sueños.

La Universidad Cooperativa de Colombia a través del programa de permanencia estudiantil “Enlace”, ofrece apoyo y acompañamiento a los estudiantes mediante un conjunto de estrategias de tipo académico, psicosocial y financiero, a fin de que puedan culminar con éxito su proceso de formación profesional.

Gracias a la implementación de las estrategias, la deserción en la Universidad Cooperativa de Colombia bajó al 9 %, cifra que se ubica por debajo del promedio nacional. La metodología que desarrolla “Enlace” es participativa, flexible y de trabajo en red. Estos tres componentes son los ejes principales de la estrategia, porque el proyecto permite la articulación de cada uno de los programas académicos de la Universidad para el seguimiento y orientación permanente del estudiante según las necesidades de éste, e involucra a la familia, los profesores y personal administrativo.

Estrategias de la U. Cooperativa

– Acompañamiento académico: Actividades orientadas a favorecer el logro de los objetivos curriculares del estudiante como tutorías académicas, talleres de refuerzo, talleres de lectura integral y talleres de métodos y hábitos de estudio.

– Acompañamiento psicosocial: Orientación emocional, cognitiva y social en función de atender las necesidades del estudiante en su proceso vocacional y profesional. Igualmente, realizan actividades como: jornada de inducción a estudiantes nuevos, inducción a padres de familia, talleres de adaptación a la vida universitaria y talleres de orientación vocacional.

– Acompañamiento financiero: Orientación financiera para favorecer la permanencia en los diferentes programas académicos, por medio de organizaciones que ofrecen créditos o formas de apoyo a los estudiantes para el pago de la matrícula.

– Otros beneficios: La Universidad Cooperativa les ofrece a los estudiantes estímulos por rendimiento académico sobresaliente, que consiste en descuentos en el valor de la matrícula del 70 % y 90 %; estímulos por rendimiento deportivo que van desde el 20 % hasta el 100% del valor del semestre, estímulos por representación en los cuerpos colegiados de la Universidad y estímulos al grupo familiar, es decir, descuento del 10 % para los hermanos, compañeros permanentes, padres e hijos del estudiante.

Dato

El Plan Nacional de Desarrollo, tiene un presupuesto de más de $ 44 billones para la educación, hecho histórico

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -