24.4 C
Pereira
viernes, agosto 19, 2022

Paso habilitado para peatones y personas en condición de discapacidad es compartido con motociclistas

Un desacato a la norma prevalece entre las personas que transitan por la Avenida Ferrocarril del municipio industrial sobe el barrio Campestre D. Para todos los actores viales son evidentes las imprudencias que los motociclistas cometen para cruzar la avenida principal de un sentido a otro.

Durante la reportería que este medio de comunicación hizo en la zona, comprobó que a diario son cientos de motos las que cometen la infracción de pasarse por un espacio habilitado para el tránsito de personas en condición de discapacidad. El cual está debidamente señalizado y explicito.

Las rampas diseñadas para esta población, facilita que los conductores de motos esperen a que el semáforo de ambos sentidos cambie, para cruzarse rápidamente ante la mirada del resto de conductores y peatones que transitan por la zona.

Un riesgo latente

Es notorio que muchos de ellos no tienen la precaución y delicadeza para hacer la maniobra dando paso así a que se genere algún tipo de accidente, puesto que el afán de pasar rápido y no ser identificados plenamente, conlleva a la agilidad y rapidez.

“Estas maromas que hacen es un peligro de los más grandes del mundo; los conductores deben ser responsables y transitar por donde se debe, sea donde sea, que hagan el retorno”, indicó José Aristizábal, habitante del sector.

El índice de accidentalidad en la ciudad es una cifra que preocupa pues a diario las personas, peatones y conductores se ven expuestos a estar involucrados o presenciar accidentes leves y mortales, es aquí donde radica la importancia de tomar conciencia y ser buenos actores viales, dando ejemplo a quienes con frecuencia comenten infracciones y quieren pasarse de listos.

El barrio Campestre D peligra diariamente debido a las infracciones en movilidad que hacen los motociclistas que salen de dicho barrio hacia Dosquebradas y quienes se dirigen a Pereira. Hombres, mujeres y hasta parejas, se pueden ver a cualquier hora del día y la noche haciendo el cruce prohibido.

“Esta acción está muy mal hecha porque para eso los motociclistas tienen la glorieta y retornos habilitados, cada uno debería de dar la vuelta correctamente; con mucha frecuencia se ve que pasan las motos como si nada”, dijo Nelson Quintero, habitante del sector.

“En estos días una moto por poco atropella a un peatón porque la persona iba pasando y la moto se le trepó por el andén”: Nelson Quintero.

Además de tener sentido de pertenencia, compromiso y responsabilidad, otras de las soluciones planteadas por los ciudadanos, sería habilitar un puente peatonal, “las motos no respetan el espacio habilitado para peatones y personas en condición de discapacidad, entonces que cierren eso y que instalen un puente”, sugirió Quintero.

“La acción que realizan estos conductores no es debida porque este es un paso peatonal, constantemente hacen lo mismo los motociclistas. Una de las soluciones es poner vigilancia permanente en el lugar para evitar inconvenientes”, manifestó Luz Amparo Giraldo, habitante de la zona.

Ante la insistencia por preguntar a estos conductores, de crear conciencia y llamar la atención, era más la pena y el afán que se camuflaba en los cascos, y a toda velocidad emprendían camino. Vale anotar que se está poniendo en riesgo la vida de seres humanos y así mismo, animales que se ven con frecuencia en dicha avenida principal. Cabe mencionar que la entidad encargada en este caso, la Secretaría de Tránsito y Transporte de Dosquebradas, debe tomar acciones para ponerle freno a esta situación que aqueja a los pobladores.

Crédito: Fotos Davison Tangarife

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -