Multas y cierres dejan operativos en los primeros días del toque de queda

En el sector de Cerritos, la Policía en compañía de funcionarios de las secretarías de Salud y Gobierno municipal, efectuaron un operativo en una finca tras recibir una denuncia por la realización de una fiesta en dicho inmueble.

En el lugar las autoridades encontraron alrededor de 50 jóvenes entre 18 y 23 años de edad, se encontraron varias dosis de drogas al parecer 2cb, también licor, además de malas condiciones de orden y limpieza en las habitaciones, zonas húmedas y piscinas; asimismo, se evidenció huella y presencia de plagas especialmente cucarachas.

Ante estos hallazgos, se efectuó el cierre del establecimiento y comparendos de multa tipo 4, por un valor de $936.320 a los asistentes. Adicional a esto, el establecimiento no contaba con el programa documentado de limpieza y desinfección para sus instalaciones, por lo cual se asignó un concepto sanitario desfavorable.

Hay que recordar que durante este puente festivo, en Pereira como en el resto de Risaralda, están vigentes medidas como la Ley seca y los toques de queda a partir de las 6:00 de la tarde. Así mismo el Gobierno nacional mantiene vigente la prohibición de aglomeraciones.

Ana Yolima Sánchez Gutiérrez, secretaria de Salud de Pereira, manifestó que “realizamos con el Programa Agua y Saneamiento Básico una visita de inspección sanitaria, encontrando malas condiciones de orden y limpieza en las habitaciones, zonas húmedas y piscinas. También con el equipo COVID se realizó tamizaje respiratorio y toma de temperatura a los asistentes sin encontrar personas sintomáticas”.

 

Alimentos

En operativos a los establecimientos de fabricación, venta y consumo de alimentos, las autoridades de salud realizaron el cierre parcial de un negocio de este tipo en el Parque Industrial.

La clausura temporal parcial de un área de repostería de una panadería, obedeció a que presentaba falencias en los procesos de limpieza y desinfección, además contaba con presencia de algunos vectores al interior del área de preparación. Asimismo, se encontró déficit en la rotulación de productos y alimentos empacados en recipientes que fueron usados previamente para productos químicos como jabón y detergentes.

Durante lo corrido del año 2020, se han realizado 311 clausuras a establecimientos por inadecuadas condiciones de limpieza y desinfección y por presencia de plagas dentro de los mismos. También, se han realizado dos suspensiones de actividades, para un total de 33 medidas sanitarias de cese de actividades en este tipo de negocios, debido a las condiciones sanitarias.

Con el propósito de evitar cierres totales y parciales, los establecimientos de comidas deben efectuar los procesos de limpieza y desinfección, evitar acumular materiales o productos inservibles dentro de las instalaciones, ya que esos son anidamientos de vectores dentro de las condiciones locativas, igualmente deben estar pendientes de la trazabilidad de los proveedores, para que garantizar que los alimentos a vender cumplen con toda la normatividad sanitaria vigente.

Compartir