Menores de edad, entre la explotación sexual y el consumo de drogas

Tras una investigación realizada desde el Observatorio de Derechos Humanos Carlos Gaviria Díaz, se evidenció que la carrera 9ª. entre calles 16 y 17, es uno de los epicentros de la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes en la capital risaraldense.

Por medio de recorridos a lo largo de varios denominados puntos críticos de Pereira en el tema de la explotación sexual infantil, se pudo detectar diferentes maneras de operar y dinámicas de este flagelo, que ha sido recurrente inclusive en el marco de la pandemia del Covid-19.

Sandra Lorena Cárdenas, personera de la ciudad, señaló que se encontraron fenómenos como el hecho de que cada vez se ven Niños, Niñas y Adolescentes (NNA) desde más temprano en las calles, expuestos la explotación sexual, así mismo que se ha notado el incremento de consumo de licor y drogas en medio de estos procesos de vulneración y que hay escenarios en donde los NNA corren un riesgo mucho más alto de ser violentados y agredidos.

 

Situación alarmante

Señalan los resultados de la investigación del Observatorio, que en la zona mencionada en vez de ver una disminución de los menores de edad con respecto a otros años, lo que se evidencia es un aumento de los mismos.

A esto hay que sumarle que ya este flagelo no se comienza a ver desde los jueves como ocurría en vigencias anteriores, sino que la explotación inicia desde los martes.

“Allí se paran los menores a hacer señales a los carros, a los motociclistas y a los transeúntes y son abordadas mayoritariamente en taxis, en segundo lugar, vehículos particulares de baja gama y finalmente esporádicos motociclistas”, acotó la Personera.

 

Consumo de drogas ilícitas

Una problemática que va de la mano de la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes, es el consumo de drogas ilícitas, entre ellas marihuana, cocaína, basuco y hasta heroína.

Muchos de los menores de edad permiten ser explotados sexualmente, a cambio de dosis de estas sustancias ilegales.

El consumo de estupefacientes por parte de los niños, niñas y adolescentes, no se registra en la carrera 9ª. entre calles 16 y 17, sino a unas cuadras de allí. Este flagelo se presenta en la misma carrera 9 pero entre las calles 14 y 15.  También en la cancha que esta a un costado del puente de la novena con avenida Ferrocarril, se pueden ver a los menores de edad inyectándose.

 

Cuadro

Explotación sexual ‘digital’

La explotación sexual de niños, niñas y adolescentes en Pereira, no solo se presenta en las calles, también herramientas tecnológicas están siendo usadas en contra de los menores de edad.

Uno de los hallazgos del Observatorio de Derechos Humanos, es que los menores de edad son usadas en las denominadas web cam. “estos negocios se desarrollan en apartamentos o casas de manera clandestina, ubicados en conjuntos residenciales, a donde llegan los niños, niñas y adolescentes a exponer sus cuerpos desnudos ante una cámara para realizar actividades para quien los observa, encontramos testimonios que nos ratifican que muchas veces ellos entran a los estudios con documentación falsa y los propietarios no hacen la labor de corroborar”, aseguró la Personera de Pereira.

 

 

Compartir