Maestros del Eje Cafetero no descartan nuevo paro

En respuesta a la protesta de 48 horas que realizaron docentes de Risaralda, Caldas y Quindío, la cual incluyó la denominada toma a Pereira, se llevó a cabo una reunión entre Cosmitet y los maestros, para buscar soluciones a las problemáticas en la prestación de salud.

Fue una mesa técnico- social liderada por la Procuraduría regional de Risaralda y que contó con el acompañamiento de diferentes organismos como las Personerías, Contralorías, Defensorías del Pueblo, Secretarías de Educación y Salud y por supuesto los delegados de los 3 sindicatos de educadores de los departamentos del Eje Cafetero y los delegados de Cosmitet.

En la reunión se analizó la situación actual de la prestación del servicio de salud, hay que recordar que son alrededor de 51.000 usuarios que tiene Cosmitet en Eje Cafetero. Así mismo se efectuaron unos compromisos cuyo cumplimiento será revisado en una nueva reunión a realizarse el 26 de agosto.

Sobre las conclusiones de la reunión, el Procurador regional de Risaralda, Ernesto Amézquita, aseguró que “Se hizo un inventario donde se detectaron las principales fallas, se definió lo de la atención médica interna. Se crearon unas comisiones para unas visitas a las farmacias y a los centros de salud que tiene contratados Cosmitet, esto porque hay denuncias de que las instalaciones y una asistencia médica adecuada y eficiente como es el caso de Riosucio, Anserma, La Dorada (los tres de Caldas), Santa Rosa de Cabal (Risaralda), entre otros. Esto con el animo de que no se presenten más muertes entre los docentes por falta de atención adecuada, eficiente y científica”.

El Procurador señaló que el cumplimiento de los acuerdos no solo beneficiará a los docentes, también los estudiantes porque ya no habría más cese de clases y además recibirían una mejor educación al tener profesores con mejor calidad de vida.

Escepticismo
A pesar de los acuerdos alcanzados, dentro de los sindicatos de educadores todavía hay escepticismo sobre el cumplimiento de los mismos.

En diálogo con El Diario, Didier Valencia, presidente del sindicato de educadores de Risaralda, afirmó que “Necesitamos soluciones concretas, vemos que Cosmitet expresa voluntad de solución, sin embargo, a nosotros en año y medio nos han dicho muchas mentiras y por eso somos escépticos. Esperemos que los organismos de control pongan en cintura a Cosmitet, porque la verdad el servicio porque, así Cosmitet diga que se cumple en un 99 %, los docentes sentimos que hay incumplimientos en varios aspectos como en medicina general, medicamentos, medicina especializada, cirugías, urgencias, entre otras”.

El líder sindical agregó que “nosotros estamos expresando la voluntad de que se asuman los compromisos y vamos a ser vigilantes, veedores de los acuerdos que se alcancen y si no hay cumplimiento, nosotros llamaremos a Fecode para que se genere un paro nacional por defensa de la salud del Magisterio y sus familias”.

Compartir