Los estragos del vandalismo

Como un campo de batalla, así quedaron muchas zonas de Pereira, especialmente en el parque Olaya Herrera y la zona céntrica tras una nueva jornada de vandalismo en horas de la noche del sábado. Hacia la media noche los ánimos, ya un poco más calmados y tras la partida de los violentos, encargados del aseo en la ciudad se dieron a la tarea de levantar las huellas de la destrucción.


En las imágenes se muestra a los trabajadores de Atesa levantando los objetos quemados, basuras, piedras y vidrios sobre la calle 21, en inmediaciones de la Gobernación, donde ayer fue el epicentro del vandalismo.

 

Compartir