20.4 C
Pereira
martes, noviembre 29, 2022

Los disfraces se tomaron las calles en el Día de Halloween

 

Mariana Suárez Guarín

Con total tranquilidad y una sana convivencia, los niños y niñas de la capital risaraldense acompañados de sus padres, disfrutaron del tradicional Día de Halloween, luciendo sus disfraces, salieron libremente a las calles y a varios espacios de la capital risaraldense para pedir dulces y golosinas. Este año se celebró la primera fiesta de Halloween sin mascarillas, ni restricciones desde la pandemia, en los espacios exteriores parques y plazoletas de Pereira, se evidenció a los padres y cuidadores en compañía de sus niños y niñas, portando sus disfraces y atuendos, algunos muy creativos y otros convencionales.

Familias enteras salieron este día, también conocido como una de las fiestas más populares en Colombia y el mundo, paseándose con sus mejores atuendos por las calles céntricas de la ciudad.

 

En la Gobernación de Risaralda los niños y niñas de los funcionarios, disfrutaron de juegos, detalles y un desfile de disfraces.

Algunos padres y cuidadores decidieron acompañar a sus pequeños y pequeñas, portando atuendos muy elaborados de la misma temática del disfraz.

En el parque Guadalupe Zapata, ubicado en el barrio Cuba de Pereira, la administración local brindó una actividad especial denominada ‘Día de la niñez y el disfraz’, donde en medio de varias actividades recreativas, sorpresas y diversidad de dulces, los niños y niñas de la ciudad festejaron esta fecha especial en compañía de sus padres y adultos responsables y custodiados por las autoridades locales.

 

Dentro de estas actividades los niños y niñas disfrutaron de un circuito de pintucaritas donde perfeccionaron sus disfraces.

En el parque Guadalupe Zapata, los pequeños también aprendieron las normas y señales de tránsito en el circuito didáctico del Instituto de Movilidad en compañía de los personajes Transitín y Transitina.

Un atuendo que llamó la atención fue el del niño escobita, que con su balde de ruedas, escoba y recogedor, deja un mensaje de cuidado al medio ambiente, pero también la invitación a valorar y homenajear a las personas que desempeñan este oficio día a día.

Algunos niños y niñas que participaron en este espacio se divirtieron dentro del parque en los carros de batería.

Las mascotas también tuvieron protagonismo en este día, lucieron disfraces y acompañaron a sus pequeños cuidadores.

Los niños también se disfrazaron de sus personajes favoritos de superhéroes y heroínas.

Artículo anteriorOasis
Artículo siguienteUna bofetada al machismo

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -