VIH le quita la vida a 11 habitantes de Pereira

Aunque las muertes por VIH en Pereira presentan una tendencia a la baja en este 2019, todavía hay personas en la capital risaraldense que fallecen por esta enfermedad.

Este año se han definido 84 personas como diagnósticos nuevos de VIH y a la fecha se han muerto 11 personas, lo que representa una tasa de 2,3 casos por cada 100.000 habitantes.

Hay que tener en cuenta que en el 2018 se reportaron, con diagnóstico de VIH 377 casos y 67 personas diagnosticadas con el virus fallecieron. Es importante mencionar que del total de decesos por VIH el año pasado, 39 eran en co-infección con tuberculosis. La tasa de mortalidad en dicha vigencia fue de 14,1 casos por cada 100.000 habitantes.

Prevención y atención
Con el propósito de hacerle frente a esta situación, la Secretaría de Salud de Pereira viene trabajando en acciones de prevención, a través del diagnóstico oportuno, los tratamientos de calidad y en la defensa de los derechos de todas las personas que con diagnóstico positivo.

Otras actividades consisten en visitas a las IPS de atención integral que es donde se brinda el cuidado a  las personas que viven con el virus. Paola Saldarriaga Coordinadora del programa de Salud Sexual y Reproductiva de la secretaría de Salud de Pereira, manifestó que “allí revisamos cómo se está brindando la atención y que oportunidades de mejora presentan estas instituciones, también se visitan las EAPB e EPS para verificar todo el manejo programático y administrativo de lo referente a los pacientes que contienen el virus. Por otro lado se hace la vigilancia etimológica de los pacientes que no son adherentes al tratamiento anti-retroviral o los programas de atención integral”.

Así mismo se llevan a cabo jornadas de sensibilización, puerta a puerta, en las que se le explica a los ciudadanos los métodos y elementos que se pueden emplear para evitar obtener esta enfermedad.

Teniendo en cuenta que este virus se transmite por el uso de jeringas infectadas, especialmente en la población que consume drogas inyectables como la heroína, también la dependencia mencionada tiene actualmente un convenio con el Fondo Mundial para el desarrollo de un proyecto que está ejecutando Fonade, donde se efectúan actividades de sensibilización y prevención del consumo de sustancias psicoactivas y la transmisión de VIH con personas habitantes de calle e inyectores de drogas. Dentro de esta población es común la prestación de jeringas.

Las acciones de prevención también se llevan a cabo en los colegios de la ciudad, donde se les explica a los adolescentes la importancia de utilizar el preservativo a la hora de tener realciones sexuales, debido a que esta es una de las formas más comunes de contagió del VIH en la capital risaraldense.

Más vulnerables

Aunque cualquier persona se puede contagiar de VIH, se han identificado algunas poblaciones que son más vulnerables de sufrir esta enfermedad como es el caso de personas privadas de la libertad, los habitantes de calle, las trabajadoras sexuales, las poblaciones transgénero y las personas que se inyectan sustancias psicoactivas.