Pereira se siente más aseada

Recuperación de puntos críticos, educación en torno a la disposición de los residuos sólidos, impulso a campañas ambientales, aumento de la frecuencia de recolección, fueron algunos de las acciones implementadas en estos últimos 4 años desde la Empresa de Aseo de Pereira.

Hay que tener en cuenta que esta entidad, es la encargada de ejercer la vigilancia a la empresa encargada de la recolección de los residuos, servicio que para la mayor parte de la ciudad lo presta Atesa de Occidente.

Una de las actividades más destacadas que se efectuó en la ciudad, fue el lavado de plazas, puentes y vías con agua reciclada de la basura. Este líquido conocido como lixiviado tiene un alto grado de contaminantes, sin embargo, tras un proceso de descontaminación, dicha agua queda prácticamente limpia y como no se puede usar para el consumo humano, en Pereira se decidió utilizarla para el lavado del espacio público, lo que generó que la ciudad fuera reconocida a nivel nacional por esta iniciativa.

Uno de los problemas más graves que tiene la capital risaraldense en materia de aseo, tiene que ver con los denominados puntos críticos de basura, lugares donde la ciudadanía dejaba grandes cantidades de residuos sólidos, generando problemas de salud pública.

En entrevista con El Diario, el Gerente de la Empresa de Aseo, aseguró que en el último cuatrienio se recuperaron 357 puntos críticos, sitios donde no solo se hizo la recolección de las basuras, también se efectuaron acciones de ornato y de sensibilización a la comunidad del sector, para que estos espacios no se vuelvan a convertir en focos de residuos.

Peligrosos e inservibles
Los denominados residuos peligrosos como luminarias, llantas, medicamentos, plaguicidas, pilas, aceites vegetales, entre otros, fueron recolectados de forma adecuada en las diferentes jornadas gratuitas que se efectuaron en los últimos 48 meses.

En total se recogieron 246.000 kilogramos de estos elementos que en muchas ocasiones se convierten en una carga para la ciudadanía.

También residuos como colchones, escaparates, inodoro, sillas, entre otros, fueron dispuestos por la comunidad en los contenedores que fueron colocados en diferentes sectores de la ciudad.

Colillas de cigarrillos
Una de las actividades que más tuvo impacto en la ciudad y la cual fue acompañada por la Empresa de Aseo de Pereira, fue la recolección de las colillas de cigarrillos.

Jornadas de recolecciones masivas de este elemento que genera una gran contaminación, instalación de contenedores para este tipo de residuo y sobretodo mucha sensibilización alrededor del tema, fueron las acciones destacadas dentro de esta iniciativa.

En lo que respecta a la recolección, en los últimos 4 años fueron 2.500.000 colillas recolectadas, además la ciudad ya cuenta con 100 contenedores instalados.

Campañas
Uno de las acciones que más impactos positivos produce en el cambio de conducta de la ciudadanía, son las campañas con fines ambientales o de aseo.
Una de las campañas que promocionó la Empresa de Aseo de Pereira en estos 4 años, fue ¡Tú la recoges! Cuida tu ciudad, a través de la cual se promueve a la tenedores de animales de compañía a limpiar las heces de sus amigos caninos.

Otra de las campañas fue Yo reciclo en mi negocio el medio ambiente es mi socio, por medio de la cual se efectuaron capacitaciones en las entidades públicas y privadas, sobre cómo hacer una debida separación en la fuente y disponer adecuadamente los residuos.

También destacar la campaña Menos plástico más vida, con la que se invita a la ciudadanía a utilizar menos bolsas plásticas.

Relleno sanitario

Pereira tiene uno de los mejores rellenos sanitarios del continente, así lo han manifestado desde diferentes organizaciones nacionales e internacionales. El manejo del relleno La Glorita ha sido reconocido a nivel mundial. La Glorita es uno de los rellenos del país que recibe en promedio 800 toneladas de residuos sólidos diarios, el 53 % provenientes de Pereira y el resto de otros 24 municipios de la región.
En el 2016 se depositaron 150.388 toneladas, cifra que para el 2017 aumento a 157.843 toneladas, en el 2018 se llegó a los 155.524 toneladas y este año con corte a octubre iban 133.142 toneladas.

Destacado

Una sola colilla de cigarrillo puede contaminar hasta 50 litros de agua, además tarda en degradarse más de 10 años.