Obras no invasivas para un turismo ecológico

Cuando se desarrollan obras en zonas naturales muchas personas se preocupan por las afectaciones que los trabajos pueden causar en los diferentes ecosistemas.

Teniendo en cuenta esta situación y con el propósito de continuar impulsando el turismo sostenible, en Risaralda se llevan a cabo proyectos en 26 senderos ecológicos de 13 municipios, pero no son trabajos comunes, sino que le apuestan a generar un mínimo impacto en los lugares que están siendo intervenidos.

Precisamente una de las zonas que tuvo intervención con las características mencionadas es el sendero ecológico que lleva a la cascada Los Frailes, un atractivo natural de imponente belleza y que además cumple un papel fundamental para el desarrollo de Pereira, ya que sus aguas van a dar al río Otún el cual abastece del líquido vital a la capital risaraldense.

La intervención en este sector ubicado en la cuenca alta del afluente mencionado, más exactamente en el Santuario de Flora y Fauna Otún Quimbaya donde también se pueden apreciar los monos aulladores (ver foto), consistió de la construcción de un mirador ubicado justo donde cae el agua de la cascada, pasarelas a lo largo del sendero, así como avisos informativos para comunicarle a los visitantes las especies de flora y fauna que hay en el lugar.

Sobre la importancia de apostarle al turismo sostenible, la directora ejecutiva de Cotelco Risaralda, Paula Andrea Arango, señaló que “hay que destacar que hoy en día se le esta apostando a un turismo sostenible, porque hay que diferenciar este turismo del masivo, ya que el sostenible busca que el visitante tenga una experiencia única sin sacrificar el valor patrimonial y natural”.

No invasivos
En entrevista con El Diario, Juan Pablo Dorado, arquitecto constructor de las obras para los 26 senderos ecológicos, manifestó que “este es un proyecto que le apunta a la sostenibilidad y al cuidado del medio ambiente. Como se puede apreciar las plataformas, pasarelas y los miradores están simplemente colocadas obedeciendo a un principio de mínima inversión”.

Pero no solo hay que destacar esto, también para generar el menor impacto posible, los elementos mencionados fueron construidos en planta y posteriormente llevados al sendero para su instalación.

“No utilizamos concreto, todo es madera de cultivo y no usando maderas nativas de las zonas de intervención. Al solo estar colacadas permiten que el subsuelo y el suelo sigan con su desarrollo natural. Son maderas que cuentan con inmunizaciones que se hacen bajo el sistema vacío presión, tienen garantía de 20 años, pero nos ha mostrado la experiencia que pueden durar hasta 50 años sin ningún problema”, acotó Dorado.

Turismo guiado
La cascada Los Frailes se encuentra en terrenos de propiedad de Aguas y Aguas, desde donde le han apostado por un turismo responsable.

Por eso dicha compañía tiene una especie de convenio con Yarumo Blanco, para que quienes hacen parte de asociación se encarguen de efectuar los recorridos con los visitantes, y así poder evitar afectaciones ambientales.

El predio es propiedad de Aguas y Aguas, ya que este se encuentra en la cuenca alta del río Otún y es menester de esta empresa de los pereiranos velar por este recurso.

Sobre las visitas a la cascada, el gerente de Aguas y Aguas, Leandro Jaramillo, mencionó que “es uno de los sitios más visitados de la zona. Son visitas responsables, guiadas por parte de Yarumo Blanco para de esta forma minimizar los impactos en el ecosistema. Más de 1000 personas diarias visitan la zona de la cuenca alta del río Otún en temporada alta, por eso el llamado es a conservar el lugar ya que de aquí es donde sale el agua que consumimos todos los pereiranos”.

La cifra

$ 3435 millones se invierten en el proyecto de intervención de los 26 senderos ecológicos en Risaralda.

Destacado I

En los últimos 4 años la contribución del turismo al Producto Interno Bruto (PIB) de Risaralda, asciende al 5 %.

Destacado II

Alrededor de 13.000 empleos se han generado en el departamento en torno a las actividades turísticas.