Mínimo vital para el servicio de energía eléctrica

La medida busca beneficiar a las personas cabeza de hogar de los estratos 1, 2 y 3 que se encuentren desempleados.

El proyecto de acuerdo para que esta iniciativa se convierta en realidad ya fue radicado por la concejal Mirley Betancur y aunque faltan pasos en la corporación para que se pueda ejecutar la propuesta mencionada, es muy posible que esto se vuelva una realidad.

En entrevista con El Diario, la ponente del proyecto, aseguró que “la Empresa de Energía de Pereira le esta entregando al municipio alrededor de $ 11.000 millones de utilidades anuales y con este proyecto de acuerdo lo que se busca es que, de esa utilidad que está pasando dicha compañía se designen $ 1800 millones para darle un alivio en el pago del servicio de energía eléctrica a las personas que más lo necesitan”.

La cifra de $ 1800 millones no es sacada al azar, se fijó teniendo en cuenta la cantidad de personas registradas en la Ley de Desempleo.

Es algo similar a lo que ocurre con el proyecto Mínimo Vital Agua, pero con algunas diferencias, la principal es que el beneficiario debe haberse registrado en la Ley de Desempleo.

“Es importante mencionar que no es un beneficio permanente, la idea es que cubra 6 meses mientras la persona está desempleada, porque esta propuesta viene de la mano con la Ley del Desempleo”, acotó Betancur.

Que una persona se quede sin empleo, no solo genera afectaciones económicas, también produce un impacto negativo en la salud mental y también en las relaciones familiares.

Teniendo en cuenta esta situación, el proyecto mencionado también busca involucrar a la Secretaría de Desarrollo Económico y Competitividad en lo que concierne al acompañamiento a la persona que quedó desempleado en la consecución de un nuevo trabajo.

También se involucraría a Comfamiliar Risaralda y la Agencia de Empleo, ya que ellos serían los que suministrarían la base de datos de las personas que se han registrado en la Ley de Desempleo.

Consumo responsable
Una de las similitudes de esta propuesta con el Mínimo Vital Agua es que busca que en los hogares haya un consumo responsable de este servicio por parte de en los beneficiarios, ya que el alivio mencionado cubriría hasta 110 vatios mes, por lo que si el consumo supera esta medida, el beneficiario deberá pagar el excedente.

Hay que recordar que en el caso del servicio de acueducto, este cubre hasta 6 metros cúbicos de agua, entonces si en un hogar beneficiario consumen 7 metros cúbicos, solo pagan por ese metro cúbico extra de consumo.

Esta medida ha llevado a que muchos de los beneficiarios del Mínimo Vital Agua hagan un uso racional de este servicio y por eso han recibido facturas de $ 0.