Masivo regreso a clases en Risaralda

En varios de los 14 municipios del departamento, se registrarán situaciones de hacinamiento en algunos planteles, otros estudiantes tendrán que ver las clases en lugares habilitados para esto, pero que no son aulas apropiadas.

Esta situación se debe al retraso en la construcción de los nuevos megacolegios por parte del Ministerio de Educación y no por un aumento considerable en la matricula estudiantil.

El mayor número de estudiantes matriculados en el departamento se presenta en Pereira donde ya van alrededor de 70.000 alumnos inscritos en las diferentes instituciones educativas públicas, en Dosquebradas se espera la vuelta a clases de 27.500 niños, niñas y adolescentes y en los otros 12 municipios hasta la semana pasada habían 36.064 estudiantes matriculados.

Aunque hoy comienza el calendario escolar en el departamento, todavía hay muchos padres de familia y acudientes que no han matriculado a sus hijos. Hay que recordar que el propósito de la gratuidad en los colegios públicos del país, es precisamente que ningún menor de edad quede por fuera del sistema educativo.

Y es que hay municipios en el departamento que hasta la semana pasada presentaban registros muy bajos de matriculas. El secretario de Educación de Risaralda, Leonardo Gómez, en diálogo con El Diario, manifestó que “en Santuario estamos por menos del 60 % de como finalizamos el año pasado; en Apía estamos llegando al 70 %; en La Virginia estamos en el 80 %, esos municipios nos están marcando muy por debajo; y las comunidades indígenas también”.

Leonardo Huerta, secretario de Educación de Pereira, señaló que muchos padres de familia todavía asisten a esta Secretaría para que les solucionen el tema de la matricula de sus hijos, cuando dicho proceso lo deben de efectuar los directivos de las instituciones educativas donde se solicite el cupo.

Contingencias
Miles de estudiantes en el departamento tendrán un duro comienzo de año escolar. Aunque las autoridades educativas, cuentan con planes de contingencia para disminuir las problemáticas, muchos alumnos tendrán que ver clases en aulas improvisadas.

Y es que la falta de planteles educativos, llevará a que nuevamente se tengan que ver clases en casas de la cultura, en colegios con cierres parciales o en salones construidos temporalmente.

El Secretario de Educación de Risaralda, aseguró que en las primeras semanas de este año escolar, se conocerá cuántos estudiantes se verán afectados por la ausencia de aulas.

En Pereira también se tomarán contingencias durante este inició de clases, ya que dos planteles del sector rural presentan graves daños en sus infraestructuras.
Recordar que iniciando el 2020, se registró un incendio en una de las sedes del colegio Comunitario Cerritos, el cual afecto varias aulas. El secretario de Educación de la ciudad, señaló que los estudiantes que verían clases en los salones incinerados, serán reubicados en otra de las sedes del colegio que se encuentra muy cerca de la institución.

Sobre esta contingencia, Huerta mencionó que ya se esta haciendo la respectiva reclamación a la compañía de seguros, para que lo antes posible se puedan reconstruir los salones y así normalizar la situación.

Otro de los colegios con afectaciones en Pereira, es el Gabriel Trujillo ubicado en el corregimiento Caimalito, donde también hay unas aulas que presentan serios problemas estructurales.

Las acciones en este plantel corresponden a la demolición de la biblioteca, para posteriormente revisar sí esto disminuyó el riesgo en otras tres aulas y poder ver las clases de manera adecuada. Sin embargo, en caso de que el riesgo persista para los estudiantes, se construirían tres aulas en material liviano en el coliseo de la institución, para ver las clases de manera transitoria, mientras que efectúan las soluciones de fondo.

Canasta educativa
En el departamento se hicieron las gestiones correspondientes a garantizar la denominada canasta educativa en las primeras semanas de este año escolar.
Los componentes de la misma como son el Programa de Alimentación Escolar (PAE) y el transporte escolar, beneficiarán a miles de estudiantes, lo que impactará positivamente en temas como la deserción escolar.

En los 12 municipios del departamento no certificados (se excluyen Pereira y Dosquebradas), se esperan entregar alrededor de 28.000 alimentos escolares, mientras que en la capital de Risaralda más de 21.000.

Desde la Secretaría de Educación de Dosquebradas anunciaron que se han previsto las acciones necesarias para el inicio de clases con la mayoría de los servicios en normalidad, y se espera que durante la primera semana escolar se pueda completar la contratación de aseo, garantizando a los estudiantes, padres de familia y docentes la prestación del servicio.