Inspectores y corregidores claman por protección

Lo más preocupante es el tema de seguridad y así quedó evidenciado recientemente en sesión plenaria del Concejo Municipal, donde algunos inspectores y corregidores denunciaron que varios de estos funcionarios están bajo amenaza por las labores que desempeñan a diario.

El Código de Policía y Convivencia entregó obligaciones a los inspectores y corregidores en temas delicados de orden público, como por ejemplo el tema de los asentamientos informales (invasiones), entre otros.

Los concejales solicitaron a las autoridades competentes destinar protección para los inspectores y corregidores amenazados, pero no darles un chaleco antibalas o entregarles solo recomendaciones, sino que cuenten con personal de protección para así evitar una tragedia.

Sobrecarga
Para nadie es un secreto que el Código de Policía estableció actividades específicas para las inspecciones y las corregidurías, es decir las recargó de funciones y en muchos casos sin recursos para fortalecer la operatividad de las mismas.

Adriana Vallejo de la Pava, secretaria de Gobierno de Pereira, manifestó ante la corporación mencionada que “el Código de Policía y Convivencia generó cambios institucionales grandes, los ajustes no han sido fáciles de aplicar en las instituciones como la Policía, inspecciones de policía y corregidurías y las Secretarías de Gobierno, porque la carga es significativa. En la mayoría del país se ha evidenciado esta situación, inclusive en las reuniones de Secretarios de Gobierno y de Alcaldes con el Ministro de Defensa y la Ministra del Interior”.

Hay que tener en cuenta que las inspecciones y corregidurías no contaban con el personal ni con las herramientas necesarias, para hacerle frente a las acciones que estableció el Código de Policía y Convivencia, por eso muchos de ellos hablan de sobrecarga laboral.

Si bien en este momento en Pereira están nombrados todos los inspectores de policía, todavía está pendiente la asignación de personal y la ayuda que puedan recibir de abogados de otras dependencias de la Secretaría de Gobierno.

Fortalecimiento
A pesar de que todavía faltan acciones de fortalecimiento para las inspecciones de policía y las corregidurías, ya se han implementado algunas medidas para robustecer estas dependencias.

En lo que respecta al fortalecimiento de las instalaciones físicas, la Secretaria de Gobierno señaló que “hemos logrado hacer inversiones en dos puntos específicos en materia de las instalaciones, tanto en la Casa de Justicia de Cuba como en las inspecciones que funcionan en la Unidad Permanente de Protección a la Vida (UPPV).

Quedan faltando las demás inspecciones. Aunque el año pasado se quiso mejorar las instalaciones, el presupuesto no fue suficiente, sin embargo, estas serán organizadas físicamente este año, ya fue aprobado por el Comité de Contratación, el proceso para arreglar estos espacios, trabajos que estarán a cargo de la Secretaría de Infraestructura del municipio. En este momento el proceso está en revisión para la publicación de los prepliegos”, dijo Vallejo de la Pava.
Las inspecciones y corregidurías también recibieron computadores nuevos.

Este proceso se lleva a cabo a través de la Secretaría de las TIC, desde donde ya se coordinó el proceso para la entrega de las impresoras que es una necesidad sentida en estas dependencias.

Remuneración y auxiliares

Los inspectores de policía y corregidores solicitaron dos peticiones que lograron conseguir en la negociación con la administración municipal. La primera fue un aumento en la remuneración de los inspectores, lo cual ya está establecido. El segundo pedido era que se crearan los cargos de auxiliares, para que no les pasara lo que ocurre en el resto de dependencias de la administración municipal y es que se supeditan a contratistas y a la asignación de recursos. Esa creación de cargos va a comenzar en el segundo semestre de este año.

Destacado

En la capital risaraldense hay actualmente 21 inspectores de policía y 12 corregidores.

1 comentario en “Inspectores y corregidores claman por protección”

  1. He padecido las acciones atrabiliarias y las resoluciones abiertamente parcializadas y contraevideentes del inspector 21. Resoluciones apeladas y quejas en la procuraduría.

Los comentarios están cerrados.