Habitantes de calle en Pereira con la ‘fiebre’ navideña

Con el propósito de que hagan buen uso del tiempo libre, los habitantes de calle que están en el albergue para esta población en la capital risaraldense, comenzaron con la elaboración de pequeños árboles de Navidad.

Con este tipo de actividades no solo se obtiene el beneficio mencionado, también hay un aliciente económico, ya que los árboles se están vendiendo en $ 7000 en el albergue y este martes serán expuestas para la venta en la Plaza de Bolívar.

Con el dinero recogido, se espera efectuar una integración para los habitantes de calle que están en el albergue; alrededor de 55 personas, el día 7 de diciembre con natilla y buñuelos; para esa fecha, otros usuarios están elaborando faroles de Navidad, que no serán comercializados, pero sí adornarán el establecimiento durante las dos noches de velitas.

Trabajo en equipo
Unos recortan la cartulina verde para lograr círculos pequeños, que luego serán los conos que forman el cuerpo del árbol de Navidad.

Está la persona hábil que ensambla los conos pequeños en uno más grande, utilizando pega, y también participa el que le da el toque final, con la puesta de las bolas, las guirnaldas y la estrella, quedando el producto final para su comercialización.

Estefanía Cortés, trabajadora social, y Lady Cárdenas, psicóloga, explicaron que el operador del albergue “Centro de Consultoría Universitario” aporta los materiales, y por supuesto, al personal psicosocial que atiende en el albergue a esta población, a la cual se le brindan actividades de bienestar como cine, a través de Comfamiliar; brigadas de peluquería, de salud y atención con la Registraduría, entre otras.