De nuevo, a tomar agua de la llave

Desde la Mesa Técnica para la Gestión del Riesgo por brotes de Hepatitis A, decidieron levantar la medida de hervir el agua, después de que se conocieran nuevos resultados de los reportes entregados por el Instituto Nacional de Salud (INS), correspondientes a pruebas realizadas al líquido vital en junio y julio del presente año.

Hay que recordar que la medida de hervir el agua se había establecido por recomendación de las Secretarías de Salud de Risaralda y Pereira, ante supuestos resultados positivos que indicaban que el virus de la Hepatitis A podría estar en el agua que se consume en Pereira y parte de Dosquebradas.

A pesar de que la enfermedad mencionada no es mortal, ni genera mayores afectaciones en la salud, la cantidad de casos reportados este año -192 confirmados- mantienen prendidas las alertas de las autoridades en salud, aún más teniendo en cuenta que en 2018 solo se registraron 12 casos.

Ante la no presencia de dicho virus en el agua, la hipótesis que toma más fuerza sobre dónde se pudo originar el brote, es que este se esté transmitiendo de persona a persona, especialmente por un deficiente lavado de manos.

Distribución
El primer brote de Hepatitis A en el departamento se presentó en Dosquebradas hacia el mes de febrero del presente año, por eso el Municipio Industrial es el que reporta más casos a la fecha.

Según datos de la Secretaría de Salud de Risaralda, esta enfermedad se ha registrado en 6 de los 14 municipios del departamento.

A la fecha se han presentado 116 casos en Dosquebradas, 63 en Pereira, 5 en Santa Rosa de Cabal, 5 en La Virginia, uno en Quinchía y uno en Marsella.
Es importante señalar que en las últimas semanas no se han evidenciados nuevos contagios masivos de Hepatitis A, sin embargo, no se puede bajar la guardia.

Inclusive desde la Mesa Técnica resaltan que se continúa con la aplicación de los lineamientos del INS y el Ministerio de Salud y Protección Social, los cuales señalan que se debe seguir reforzando todas las investigaciones epidemiológicas, continuar fortaleciendo todos los diagnósticos que están haciendo las EPS en el departamento, y seguimiento constante de esta vigilancia en todos los casos que se presenten, para mirar si el brote se está trasmitiendo persona a persona.

Autoridades
Olga Lucía Hoyos, secretaria de Salud de Risaralda, manifestó que “a la semana 29 del sistema de vigilancia epidemiológica tenemos 221 casos de Hepatitis A, de los cuales se descartaron 29. De los 192 restantes el 80 % están confirmados y el otro 20 % ya cuenta con diagnóstico completo por clínica. Recordemos que al inicio de este año tuvimos el brote en Dosquebradas, por eso es el municipio es el que tiene más casos en Risaralda, pero lo positivo es que no se han registrado aumentos como ocurrió en meses anteriores. También vemos que los casos en Pereira no se incrementaron como creímos que podía suceder por la supuesta presencia del virus en el agua”.

Por su parte, Diana Milena Castañeda, secretaria de Salud de Pereira, afirmó que “si bien los nuevos exámenes al agua de consumo en Pereira arrojaron que no hay presencia de Hepatitis A en el líquido por lo que se levanta la medida de hervir el agua, todavía hay que tener en cuenta las recomendaciones porque posiblemente el contagio se esté dando persona a persona. Lavar los filtros constantemente con hipoclorito, lavado de manos a la hora de consumir o manipular alimentos, son algunas de las recomendaciones que siguen vigentes”.

Finalmente el gerente de Aguas y Aguas, Leandro Jaramillo, recalcó la importancia de estos nuevos resultados, ya que indican que se puede consumir el líquido directamente de la llave y no es necesario hervir el agua porque esto puede traer riesgos a la hora del consumo. “Es importante mencionar que al hervir el agua esta pierde el cloro residual con el que se potabiliza el líquido. Hay que recordar que el cloro actúa como una barrera, entonces si se hierve le estamos quitando esa barrera y el agua queda expuesta, por eso lo ideal es tomar el líquido directamente de la llave”, dijo el funcionario.

Llamado de atención

Aunque se determinaró que el brote de Hepatitis A en el departamento no está en el agua, este suceso sirvió para hacer un llamado a todas las autoridades y ciudadanía en general, para que se revise un aspecto muy importante y es el manejo de la cuenca del río Otún que se encuentra arriba de la bocatoma de Aguas y Aguas.

El gerente de esta empresa de servicios públicos, Leandro Jaramillo, aseguró que “podemos invertir muchísimo en sistemas de potabilización, pero sí sigue deteriorándose el agua en la fuente, los recursos no van alcanzar entonces los ‘ojos’ tienen que centrarse en la fuente. Tenemos que hacer intervenciones en el líquido de la bocatoma hacía arriba. Hay que construir sistemas de aguas residuales, reforestaciones, compra de predios, prohibir completamente los vertimientos, control urbano, allí están los verdaderos retos”.

1 comentario en “De nuevo, a tomar agua de la llave”

  1. Increíble que crean el pueblo tan idiota!.. este tipo de informes lo debe producir una entidad neutral, no los mismo, da risa que la sea misma entidad que diga que tranquilos. más seriedad!!

Los comentarios están cerrados.