26.4 C
Pereira
sábado, enero 28, 2023

Lo que debe saber de la vocalización excesiva en caninos

Mariana Suárez Guarín

La vocalización es una manera de comunicación de los perros, es el ladrido, pero que se convierte en un problema para los propietarios, cuando este se prolonga y no pueden controlar su comienzo ni su duración.

De acuerdo con algunos médicos veterinarios dentro de su práctica y atención veterinaria es muy frecuente que encuentren casos de caninos con problemas relacionados a una vocalización excesiva. Viviana Velásquez, médica veterinaria, especialista en bienestar animal y etología, con maestría en etología clínica, docente y propietaria de la clínica veterinaria El Arca de Noé de Pereira, explica las causas y algunas recomendaciones para ayudar a controlar este problema.

“Lo primero es aclarar que existen razas que están hechas para tener un ladrido de alerta y que una de sus funciones o el trabajo para el que fueron creados genéticamente fue el de ladrar, por ejemplo los Schnauzer o los Beagles son perros que su ladrido de alerta era deseado para la función en la que se usaban anteriormente, por lo tanto los que adquieren una mascota nueva deben informarse bien del tipo de raza e investigar su procedencia, si buscan un canino para que les brinde una defensa de territorio o para avisar sobre posibles intrusos, deben buscar razas que ladran mucho. Pero si por ejemplo el perro que buscan es para vivir en un conjunto de apartamentos, en lo posible deben buscar razas de poca vocalización, como los Basenji, los Labradores, o los Golden Retriver”, explicó la profesional.

Las causas de la vocalización excesiva

La profesional en medicina veterinaria y etóloga indicó cuáles pueden ser las posibles causas de un exceso de vocalización en caninos. “A parte de la raza, o lo que define que un perro ladre mucho, es lo nervioso que sea el animal, si el canino se siente ansioso o nervioso todo el tiempo, va a tender a ladrar más, ya que éste es su medio de comunicación para hacer saber que algo lo tiene asustado y que no se siente cómodo.

En diferentes artículos científicos se ha confirmado que cuando hay una vocalización excesiva por parte de un perro, su bienestar está siendo disminuido de alguna forma, puede verse disminuido porque es un perro muy miedoso y esto se da por que los propietarios no sacan al perro a caminar por lo menos una hora al día, y como el perro no conoce lo que está pasando afuera se siente ansioso.

La otra razón es que la castración se hace muy temprano, últimamente las castraciones se están haciendo antes de un año de edad, y esto causa graves alteraciones en el comportamiento, lo ideal para que esto no pase y no generemos animales tan asustadizos, es castrar hembras y machos después de los dos años de edad”, confirmó la etóloga.

¿Como manejarla?

“Los propietarios deben primero aumentar la actividad diaria del perro, aumentar el tiempo de paseo, segundo, no hacer ninguna reacción hacia el ladrido del perro, en pocas palabras debemos ignorar al perro cuando esté ladrando, premiarlo, hablarle y consentirlo cuando este callado como queremos que esté. Poner barreras visuales en puertas y ventanas para que el perro no pueda percibir todos los estímulos y no le ladre a todo lo que ve.

Lo más importante es no regañar de ninguna manera al canino, ya que ésto solamente refuerza el comportamiento y lo peor es que daña la relación con el animal y entre peor relación tengamos con nuestro perro, menos caso va hacer y peor se va a comportar.

En esta época de Navidad es muy común el exceso de vocalización por lo que la mayoría de los perros tienen miedo de la pólvora y como esta puede detonarse en cualquier momento produciendo fuertes estruendos, ellos están muy alerta y tienden a ladrar más fácil. Otra causa por la que los perros ladran excesivamente es la ansiedad por separación, este es un problema de comportamiento mucho más complejo que debe ser atendido directamente por un etólogo”.

 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -