Llamado a no tenencia de fauna silvestre

A través de un trabajo interinstitucional, la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, Cárder, ha logrado la recuperación de 4745 individuos de fauna silvestre, en operativos de control o entregados voluntariamente, de los cuales se libera el 32 %, muere el 40 %, son reubicados el 4 % y el 24 % se quedan en el Hogar de Paso porque necesitan procesos de rehabilitación.

Estos resultados se logran gracias a las acciones del Comité Interinstitucional de Fauna y Flora de Risaralda, Cifri, del que hacen parte la Policía, la Fiscalía, el Ejército, la Unisarc, Parques Nacionales,  Asociaciones Animalistas y Bioparque Ukumarí.

“En promedio ingresan 24 animales a la semana y dentro de las especies más traficadas se encuentra el loro real amazónico, el loro cabeciazul y la tortuga morrocoy”, agregó Julio César Isaza, director (e) de la Corporación.

En cuanto a la tasa de mortalidad de los animales que llegan al hogar de paso, Isaza explica, que mucha de la fauna que es rescatada no llega en las condiciones óptimas, para iniciar con su proceso de recuperación y adaptación para ser devueltos a su hábitat natural. Esto debido a que en mucha ocasiones las personas que ven este tipo de fauna en la zona urbana tiende a darles alimento, así como también quienes las tienen en sus hogares de mascotas, lo cual puede ocasionar daños irreversibles.

La bióloga Natalia Carrillo, Coordinadora Fauna Cárder, agrega que este tipo de acciones por parte de la comunidad, genera cierto tipo de adicción en la fauna, lo cual hace que descuiden sus crías y las actitudes diarias y características de su especie.

“La recomendación que nosotros hacemos es que en el momento en que la comunidad vea algún individuo de fauna silvestre, solo lo observe, ellos suelen salir a estas zonas a explorar y tratar de obtener algo de alimento, pero que es común para ellos. Este es un comportamiento normal de los animales, después vuelven a su hábitat. En el caso de que sea una cría estar atentos aproximadamente unos 50 minutos, si pasado este tiempo la cría sigue en el mismo lugar y no se observa a su madre, les pedimos llamar a las autoridades competentes para hacer la recuperación del animal. Pero principalmente les pedimos no alimentarlos” argumentó Carrillo.

En ese sentido, el llamado a la comunidad por parte de las autoridades, es que cuando identifiquen comercio o tenencia de fauna silvestre, llamen a la Policía ambiental al 123 o en el área metropolitana al 3331562.

“El trabajo aunado de las autoridades  y de la comunidad nos permitirá fortalecer la lucha contra el tráfico ilegal y la tenencia de fauna silvestre; ahora bien, si usted tiene en cautiverio un animal silvestre y desea hacer la entrega voluntaria también puede comunicarse con nosotros”, agregó el director (e) de la Cárder.

Compartir