18.8 C
Pereira
martes, septiembre 27, 2022

Le metieron un gol a la inseguridad

Liliana Cardona Marín

La historia de la unidad deportiva del barrio El Bohío es de largo aliento. La Gobernación de Risaralda entregó la realización de las obras a un contratista, el operador terminaba el escenario deportivo, la Gobernación se lo entregaba a la Alcaldía de Dosquebradas, esta a la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, y ellos como administradores hacían un comodato para que la Junta de Acción Comunal lo recibiera y empezaran a operarlo, ese era el derecho de las cosas, pero no fue así.

El tiempo pasó y la cancha quedó lista para la entrega, acto seguido una nube de oscuridad se posó sobre el nuevo escenario. Empezó el tire y afloje entre todas las partes que terminaron por perjudicar a los vecinos del sector, ya que el lugar donde está ubicada la cancha sintética ha sido aprovechado por los delincuentes para hacer de las suyas ante un problema de iluminación.

Por parte de la Chec aclararon que el consorcio pidió un servicio provisional para hacer la construcción de la obra, la entrega tuvo problemas y la Secretaría de Deporte lo recibió y desconocen bajo qué figura, concepto o paz y salvo lo hicieron, porque ahí quedó una deuda de un millón de pesos. Aparte de eso, el medidor que estaba ahí cuando entregaron las canchas siguió consumiendo y hoy la suma de la deuda va cercana a los dos millones de pesos con la Central Hidroeléctrica.

Santiago Chamorro director operativo de Deporte y Recreación de Dosquebradas comentó “Chec iba y cortaba, Delsa la reconectaba. Ahora la energía la va a seguir pagando Delsa como Alumbrado público. Ya hubo una mesa técnica entre las dos empresas y llegaron a un acuerdo la semana anterior, Chec quitó los contadores y Delsa organizó todo el cableado para que quedara la energía directa, esto permitió que el día 9 de noviembre a las 11:00 de la mañana ya quedara la cancha con iluminación permanente”.

Al respecto de las denuncias que hace la comunidad, Chamorro comentó que la cancha tiene muy buena energía como tal, pero en las graderías queda un poquito oscuro y se han venido presentando algunos atracos. Entonces lo que van a hacer es que los mismos clubes que están utilizando la cancha comprarán unas lámparas y la Administración le pedirá el favor a Delsa que las instale. Así con las graderías más iluminadas llega más seguridad.

El escenario que por fin se salvó

La cancha sintética estuvo cerrada por dos años y corrió el riesgo de perderse por el poco o nulo mantenimiento que recibió. ¿La causa? Una inconformidad de la Junta de Acción Comunal, que el Director Operativo de Deportes explicó: “el operador quedó mal con algunos arreglos de la cancha y ese fue el primer obstáculo para que la Junta no la recibiera, tampoco quisieron recibir hasta que no se le construyera a la misma una caseta comunal y unas baterías sanitarias, de todos los escenarios deportivos, los únicos que cumplen esas especificaciones son los dos coliseos”.

Fueron muchas las reuniones que se hicieron pidiéndoles que recibieran el escenario. Hasta que el secretario saliente decidió que ese espacio había que abrirlo como fuera, porque es de la comunidad; la Secretaría de Cultura, Recreación y Deportes tomó parte en el asunto, cogieron las llaves, lo abrieron y asignaron la programación que viene corriendo. 

“Tenemos una persona que nos ayuda con el mantenimiento del escenario, abre a las 6:00 de la mañana y por la noche  cierra la cancha. Todos los días la barre y recoge las basuras. La programación del escenario se le entregó al deporte asociado (Clubes) todos ellos tienen una programación muy extensa. Entonces entre los clubes recogen el dinero para pagarle a esta persona que la cuida y también se encargan de recoger el dinero con qué comprar el caucho para el mantenimiento”, puntualizó Santiago Chamorro.

La comunidad al ver que era lío tras lío había empezado a meterse a la fuerza, esto fue el campanazo de alerta para la Administración, porque se estaba empezando a dañar la malla de un lugar que ni siquiera se había estrenado.

Lo que se acordó la semana anterior fue que se iba a realizar la suspensión de la energía del contador, pero que ellos iban a conectar a la red de alumbrado y le iban a reportar a Chec el aforo del mismo, porque ellos pagan por un aforo (cantidad de luminarias que hay conectadas a la red de alumbrado público).

El lunes de esta semana al ver que Delsa no había realizado las adecuaciones, nuevamente les tocaba suspender el servicio por el tema de la mora, y al suspender nuevamente. El ingeniero Jorge Parra informó que a las 11:00 de la mañana hicieron las adecuaciones, pero el tema de la deuda todavía continúa. Lo que hicieron fue separar los temas, los convirtieron en: un asunto de alumbrado público de Dosquebradas y para lo segundo, la Chec debe gestionar el tema de la deuda con el Municipio.

Las luminarias se encienden a las 6:15 y se apagan a las 11:40 p.m., desde la Dirección Operativa de deportes hacen un llamado a la Policía por cuadrantes para que redoblen los patrullajes por el sector.

Los vecinos de El Bohío dicen:

Jerson Rivera

Nadie la podía abrir porque estaba prohibido pero eso era antes. Lo que hace el señor es dejarla entreabierta para que los niños vayan a jugar. Cuando hay un evento el señor viene y la cierra para que esté lista. Cuando no hay nada la gente viene y se sienta a recochar. Cuando se quedaba oscuro atracaron mucho, ya lo único que quedó pendiente fue iluminar las gradas.

 

Froilan Ochoa

Nos gustó mucho cuando llegaron y abrieron. Lo mejor fue la respuesta que les dio un niño a esos señores de la Junta, “No nos dejan entrar a hacer deporte, entonces lo que prefieren es que nos vayamos a meter vicio”. La Junta estaba pidiendo mucha cosa que no se iba a hacer, la estaban dejando podrir. Excelente que la Alcaldía haya dejado encargado al otro señor que sí la cuida y la mantiene abierta. Primero había mucho marihuanero, mucho vicioso por la oscuridad, ahora eso está muy bueno.

Dato de interés:

En Dosquebradas la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte tiene a su cargo 250 escenarios deportivos.

Artículo anteriorCorocito: escenario naranja
Artículo siguienteNi un minuto de concesión

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -