26 C
Pereira
sábado, enero 28, 2023

La salud mental de las mascotas en cinco dominios

Mariana Suárez Guarín

La salud mental de las mascotas es un desafío para los tutores, cuidadores y para la ciencia que estudia el comportamiento animal (Etología).

Los dominios como la nutrición, el medio ambiente, la salud, el comportamiento, permiten un acercamiento a una evaluación de bienestar animal y su salud mental. Este modelo se conoce como los cinco dominios del bienestar animal. Jorge Luis Morales Cartagena médico veterinario y zootecnista revela todos los detalles sobre este tema.
“Actualmente podemos describir de acuerdo al Centro de Bioética y Ciencias del Bienestar Animal del Instituto de Ciencias Veterinarias, Animales y Biomédicas de la Universidad de Massey en Nueva Zelanda, las características principales del modelo y las interacciones operativas entre los cinco dominios que permiten detallar la importancia de la nutrición, el ambiente y la salud, que dirigen la atención principalmente hacia factores internos relacionados directamente con la supervivencia de las mascotas. Por otra parte, el dominio del comportamiento o interacciones, centra la atención en gran medida a factores externos relacionados con la situación. Para cada uno de estos cuatro dominios, factores negativos y positivos se alinean con experiencias afectivas negativas o positivas inferidas del dominio cinco ‘estado mental’. La experiencia afectiva general en el dominio mental equivale al estado de bienestar de las mascotas”.

¿Cómo determinar el estado de bienestar de las mascotas?
“Para esto, es necsario empezar por evaluar los factores internos empezando con el dominio de la nutrición. “Algunos ejemplos que pueden ayudar a evaluar a las mascotas son: ¿Bebe suficiente agua? ¿Tiene una dieta balanceada? ¿Come cantidades correctas? y/o ¿Variedad de alimento?. Para el dominio del medio ambiente y/o entorno, es importante evaluar lugares ambientales cálidos o frescos y/o adoptar posturas termorreguladoras apropiadas, las condiciones ambientales frías que aumentan las demandas de energía para la producción de calor y preguntas diarias como: ¿Poseen espacio para un movimiento libre?, ¿Sustratos, suelos, pisos adecuados?, ¿Aire fresco?, ¿Exposición al ruido aceptable?, ¿Previsibilidad de eventos de riesgo? entre otras. La salud como dominio en la evaluación de bienestar animal, nos sugiere la importancia en la valoración clínica por parte del profesional veterinario de forma periódica y enfocada a la prevención, revisar la mascota todos los días resolviendo preguntas cómo: ¿presenta lesiones?, ¿Enfermedad crónica o aguda?, ¿condición corporal de la mascota? ¿Obesidad?, ¿forma física?, ¿Deterioro funcional? ¿amputaciones, tos, desmayos, convulsiones, cojeras, dermatitis, alergias? o alguna condición especial de salud”, indicó Jorge Luis Morales.

Los desafíos
Factores externos como el comportamiento, se enfocan en las interacciones animal-animal, humano-animal o comportamientos individuales. “El desafío para los tutores y cuidadores es garantizar los estímulos sensoriales requeridos, como actividades de exploración ambiental y adquisición de alimentos motivadas positivamente, vinculación y afirmación de vínculos, cuidado materno, paterno o grupal de jóvenes, conducta de juego y actividad sexual”, explicó el profesional.

Quinto dominio
“Finalmente, el quinto dominio ‘estado mental’ hace referencia a los afectos asociados, evaluados a través del dominio 5, los cuales son generados principalmente por el procesamiento cerebral de entradas sensoriales provocadas por estímulos externos. El éxito de los intentos conductuales de los animales para lograr los objetivos elegidos, reflejan en sí los afectos asociados siendo negativos o positivos, conocidos colectivamente como afectos relacionados con la situación, para así poder entender los resultados que contribuyen a las percepciones de los animales sobre sus circunstancias externas. Al incorporar experiencias relevantes para el bienestar, tanto negativas como positivas, el modelo tiene una aplicación clara para considerar la calidad de vida de la mascota, que, al menos conceptualmente, se refiere al balance afectivo negativo-positivo neto que un animal puede experimentar. Durante un período prolongado de tiempo”.

¿Cómo garantizar a la mascota bienestar en su salud mental?
“El secreto para garantizar el estado de bienestar y la salud mental en nuestras mascotas, dependerá exclusivamente del compromiso, la responsabilidad, cuidado, amor, empatía y respeto de los tutores y cuidadores a las mascotas”, concluyó Jorge Luis Morales Cartagena, médico veterinario y zootecnista.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

Entre extremos y firmas

Mi barco zarpó

Populismo puro

- Advertisement -