24.4 C
Pereira
lunes, septiembre 26, 2022

La estampilla  hará honor al terruño

Liliana Cardona Marín

La filatelia es el arte de coleccionar estampillas o sellos postales. A través de la filatelia se puede conocer e investigar acerca de todo tipo de temas: arte, ciencia, música, cultura, política y muchos más, dado que el quehacer filatélico da cuenta del acontecer histórico y social de un territorio.

Con este precedente, el Paisaje Cultural Cafetero de Colombia (PCCC) se destaca en el ámbito mundial por la profunda identidad que ha desarrollado alrededor del café y por la existencia de una institucionalidad única que ha construido un capital social estratégico y ha generado sostenibilidad en la actividad productiva.

El 1 de septiembre de 1858, Colombia emitió su primera estampilla, que era un timbre fiscal de 20 centavos. Exactamente un año después, el 1 de septiembre de 1859, se pusieron a la venta los primeros sellos postales. En ese momento Colombia se llamaba Confederación Granadina. 162 años después llegó desde el departamento de Risaralda, la oportunidad para el PCC, una deuda histórica y económica que 10 años después de la declaratoria, merecía un reconocimiento.

Si hasta Jorge Oñate tiene su propia estampilla, cómo no ha de ser así para la tierra que fue motor de la bonanza cafetera de la década de los años 80, es el reconocimiento a una región que ha demostrado valor universal excepcional.

Marsella es uno de los 51 municipios que hace parte de la declaratoria de la Unesco sobre Paisaje Cultural Cafetero, como patrimonio mundial y que para ser tenido como tal debe cumplir siempre con los atributos de: Café de Montaña, Predominio de café, Cultivo en ladera, Edad de la caficultura, Patrimonio natural, Disponibilidad hídrica, Patrimonio arquitectónico, Institucionalidad cafetera y redes afines. 

Con motivo de los 10 años del PCC, el Operador Logístico oficial de Colombia, Servicios Postales Nacionales 4-72 hace homenaje al Paisaje Cultural Cafetero a través de la filatelia sello postal.

Las voces autorizadas

Al lanzamiento desde el municipio verde de Risaralda, asistieron el presidente de la Compañía Postal Adolfo Araque, quien expresó para los medios de comunicación: “El Paisaje Cultural Cafetero de Colombia, es uno de los paisajes culturales productivos que se encuentran en constante desarrollo, cada uno de los municipios con su particular modo de vida, su gente cálida, arquitectura pintoresca, su gastronomía y sus tradiciones que derivan en la producción de un café de montaña de la más alta calidad”.

Cuando llegó el turno para el viceministro de Fomento Regional y Patrimonio José Ignacio Argote dijo: “La emisión filatélica Paisaje Cultural Cafetero de Colombia, es un reconocimiento a los valores naturales, humanos, sociales, culturales y económicos de este paisaje reconocido en Colombia y en todo el mundo. Con esta declaratoria y el desarrollo de su plan de manejo se evidencia el liderazgo en la gestión del patrimonio integral”. 

Mientras tanto Roberto Vélez gerente de la Federación Nacional de Cafeteros comentó que “Es muy valiosa la construcción colectiva de todos los actores comprometidos con la preservación y promoción del Paisaje Cultural. Muchas gracias por mostrarle al mundo una cultura cafetera que nació hace más de 300 años, que son los que nos identifican para mirar al futuro con proyección, responsabilidad y esperanza”.

La comitiva que viajó a Marsella, también estuvo compuesta por algunos diputados de Risaralda y otros dirigentes de la región.

MinTic a través de 4-72 realizó el protocolo de lanzamiento de la emisión filatélica. Este acto simbólico se llevó a cabo gracias al arte de la filatelia, el cual expone al mundo a través de sus gráficos, la cultura, los personajes y lugares que construyen y enriquecen la historia y tradiciones de un país.

Se imprimirán 19.200 estampillas cada una con un valor facial de 2 mil pesos, son 12 motivos diferentes que hacen alusión a las raíces colombianas, enmarcan la realidad de los productores de café y celebran las innumerables manifestaciones concretas y abstractas que se desarrollan en el territorio cafetero, un legado único que incluye, entre otros aspectos: la música, la cocina tradicional, la arquitectura y la cultura.

La oficina postal de Colombia trabaja de la mano con la Unión Postal Universal, dijo Araque, para impulsar proyectos y alianzas que permitan mantener vivo el arte de la filatelia y el correo como medio de comunicación que genere progreso y desarrollo en el país.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

La realidad

Adelantar fue fatal

Celebraron sus cumpleaños

- Advertisement -