24.4 C
Pereira
viernes, agosto 19, 2022

La Defensoría del Pueblo mantiene vivo su compromiso con las poblaciones vulnerables

Una destacada labor en el territorio risaraldense ha realizado la Defensoría del Pueblo. En el año 2021 y lo que va corrido de este año ha reforzado su atención a las diferentes solicitudes y emergencias humanitarias con poblaciones vulnerables, además ha brindado asesorías con el equipo de profesionales en movilidad humana. Ricardo Andrés Toro Quintero, defensor regional de Risaralda revela todos los detalles.

Como ente de control y además de las diferentes actividades que realiza la Defensoría del Pueblo de Risaralda, esta no fue ajena a los inconvenientes en un año atípico como el 2021, derivados de la pandemia por Covid-19, a la ola invernal, al paro nacional y a las diferentes manifestaciones. Es de resaltar que este ente en cabeza del defensor regional, Ricardo Andrés Toro, cuenta con un grupo de trabajo que además de ser nutrido, maneja una total disposición y vocación a fin de garantizar, proteger y promover los derechos fundamentales humanos de todos los risaraldenses y de todas las personas que transiten en este territorio, así como de San José del Palmar, donde también tiene jurisdicción.

¿Cuáles son las quejas más constantes en este territorio?
Frente a estos temas como Defensoría del Pueblo realizamos constantes visitas a los diferentes municipios del departamento de Risaralda, especialmente en las estaciones y subestaciones de Policía, además de los diferentes centros penitenciarios y carcelarios como es el de la cárcel La 40, La Badea de Dosquebradas, y el centro carcelario en Santa Rosa de Cabal, donde los inconvenientes que más encontramos son el tema de hacinamiento, en muchas ocasiones vemos que hay capacidad en una celda para 2 personas y a veces encontramos que se tienen hasta 8 personas, donde el hacinamiento carcelario puede alcanzar hasta el 800 por ciento, de alguna forma es una población flotante que va y viene porque son sindicados, pero sabemos que no es responsabilidad de la Policía Nacional, de tener este tipo de personas en las estaciones.Es por esto que siempre hacemos la invitación a los diferentes entes territoriales y administraciones municipales que suscriban convenios con el Inpec, para poder de una u otra forma minimizar los diferentes hacinamientos que tenemos en el departamento de Risaralda. Otra queja constante sigue siendo los temas de salud, por lo cual enviamos brigadas jurídicas con nuestros defensores públicos a los diferentes centros penitenciarios y carcelarios con el fin de recepcionar las diferentes quejas, solicitudes y reclamos, no solamente en materia de derechos humanos, sino también asesorías en derecho penal y todo lo relacionado con este tema.

¿Qué intervenciones realizan con las personas desplazadas?
Frente a este tema de desplazamientos y de víctimas del conflicto armado contamos con un equipo de trabajo comprometido, nosotros tenemos una delegada de víctimas del conflicto armado y asimismo tenemos una delegada de movilidad humana, a través de ellas atendemos las diferentes emergencias humanitarias bajo el marco de la ley 1448 del 2011, y eso ha permitido que nuestros funcionarios se desplacen en todo el departamento de Risaralda, especialmente en el corregimiento de Santa Cecilia, Pueblo Rico, territorios donde con frecuencia atendemos a toda la población vulnerable, como son los indígenas de nuestro departamento en pro de que no se vulneren sus derechos.

¿Cómo es la relación con las comunidades indígenas?
Se han fortalecido los lazos de confianza con las diferentes comunidades del departamento en especial con las indígenas, trabajamos muy de la mano con los personeros y personeras de los municipios de Risaralda, que son los primeros llamados a responder la gestión humanitaria, y de ahí nosotros como Defensoría del Pueblo. Los lazos afectivos como profesionales son muy importantes en pro siempre de que se les garanticen sus derechos y todas las comunidades ven a la Defensoría como un apoyo y aliado para que se les respeten y garanticen sus derechos. Si una comunidad se desplaza a cualquier municipio de Risaralda, nosotros enviamos a cualquier delegada a este territorio. Por otro lado si se desplazan directamente a Pereira, desplegamos a varios funcionarios para recepcionar la declaración que quieren manifestar e invitamos a la administración municipal a atender todos los temas humanitarios y además de contactarnos con la Unidad de Víctimas para que reciban las respectivas ayudas.

¿Qué dificultades han tenido con los desplazamientos
masivos?
Nosotros estamos dispuestos y muy comprometidos, es una labor muy gratificante e interesante que nosotros hacemos como servidores públicos, cuando nos vemos con los diferentes masivos podemos decir que además de hacer el trabajo, que es nuestro deber y obligación atender a estas comunidades y los diferentes inconvenientes que puedan tener, lo hacemos con total amor y compromiso.

¿Cómo les fue con el paro
nacional?
Esta fue una coyuntura muy compleja para el país, el área metropolitana de Risaralda no fue ajena a estas dificultades, nosotros como Defensoría del Pueblo, estuvimos en diferentes puntos de la ciudad y de todo el departamento de Risaralda, en las diferentes marchas, plantones y manifestaciones que se dieron, realizamos el acompañamiento humanitario donde trabajamos directamente con las personas que estaban bloqueando algunas vías manifestando sus inconformidades, sino también tuvimos un trabajo con las diferentes organizaciones, realizamos diferentes correos humanitarios, por ejemplo para que pasaran las ambulancias con las personas que necesitaban la atención en salud, a través de las marchas, para que el oxígeno fluyera entre ciudades y departamentos de todo el territorio nacional. Estuvimos a pocas horas de que Pereira se quedara sin agua potable, y gracias a un trabajo articulado con la Defensoría del Pueblo regional Valle y Risaralda, logramos que todo el cloro que venía del departamento del Valle lograra llegar satisfactoriamente a Pereira.
Es así que como Defensoría del Pueblo jugamos un papel fundamental, nosotros no estamos de parte de ninguna administración o un ente territorial, somos una institución neutra, que lo único que desea es que no sean vulnerados los derechos de las personas, estamos con las botas y el chaleco puesto y de manera descentralizada, no desde un escritorio.

«Como Defensoría del Pueblo jugamos un papel fundamental, nosotros no estamos de parte de ninguna administración o un ente territorial, somos una institución neutra que lo único que desea es que no sean vulnerados los derechos de las personas”.

 

Dato

La Defesoría del Pueblo en Pereira está ubicada en el edificio El Lago calle 25 N° 7 – 48 en el piso 11 y 12 donde las personas se pueden acercar a solicitar los servicios y asistencia.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -