Hogares Comunitarios de Bienestar se alistan para volver a operar bajo la modalidad de alternancia

Las madres o padres comunitarios son aquellos agentes educativos comunitarios responsables del cuidado de los niños y las niñas de primera infancia del programa de Hogares Comunitarios de Bienestar. Son reconocidos en su comunidad por su solidaridad, convivencia y compromiso con el desarrollo de los menores y sus familias. El Programa nace en el año 1986 y se reglamenta en 1989, según data el portal web del Instituto Colombiano de bienestar familiar, ICBF.

Las madres comunitarias cuidan a los niños de entre los 0 y 6 años, les proporcionan cariño, alimento y, al mismo tiempo, tratan de mejorar la calidad de vida de las familias, logrando relaciones armónicas entre los menores y sus acudientes.

Alternancia

En Risaralda se ha iniciado la atención con los programas del CDI institucional y hogares infantiles; en hogares comunitarios es un poco más dispendioso porque las unidades de servicio son 355 por lo menos en el municipio de Pereira, lo que trae una logística y estrategia mucho más compleja, por ello aunan esfuerzos para volver a atender a menores en el mes de mayo según la propuesta del ICBF a nivel nacional.

«Para el ingreso a la alternancia, teniendo en cuenta que en dichos centros reciben hasta 12 niños, la primera semana irán 6 estudiantes, la siguiente los otros 6 y se repite el proceso, todos los miércoles habrá un protocolo de desinfección en las unidades de servicio y contará con todos los protocolos de bioseguridad requeridos como lo es el uso del tapabocas, lavado de manos, distanciamiento, etc», explicó Yadira Becerra, presidenta del Sindicato SINTRACIHOBI Pereira Risaralda. 

Impacto en el aislamiento obligatorio

Según la representante, «el trabajo como tal no se vio afectado el año pasado ya que el Gobierno Nacional dio prioridad a la estabilidad laboral de las madres comunitarias en su contratación continua. Pero el impacto emocional y social fue muy fuerte como sucedió en todo el mundo debido a que no podían tener los niños de manera presencia ni estar en contacto permanente con ellos».

Así mismo mencionó que el proceso de acompañamiento fue muy bueno liderado por la sede nacional del ICBF a través de la estrategia Mis Manos te Enseñan, que fue una atención remota e integral en apoyo psicológico, nutricional y pedagógico con las familias, niños y niñas de los programas del Instituto.

Los retos que asume el gremio de Madres Comunitarias no solo en el departamento de Risaralda sino en todo el país, es llegar a ese retorno gradual y seguro de una manera alterna y remota en la atención integral de todos los programas del ICBF.

«Solicitamos ser prioridad en la vacunación ya que vamos a hacer la primera línea de atención integral de los menores y queremos que sea lo más seguro posible. Estamos muy contentas y ansiosas de volver a ver los niños y aunque hay que tener un distanciamiento físico al menos es un inicio; esperamos que toda la dinámica del Covid -19 nos permita hacer ese retorno de manera gradual y segura.», expresó la líder.

Auxilio

Gracias a la lucha que años atrás emprendieron cientos de mujeres, el Gobierno Nacional anunció recientemente que ampliará su cobertura en cerca de 2.000 cupos del subsidio de solidaridad pensión a ex madres comunitarias y sustitutas, habrá inscripciones desde el 1 de abril del año en curso. Y aunque no llega a todo el porcentaje de madres comunitarias que hay en el país, es un paso al reconocimiento de su labor.

Reconocer la importancia del ciclo de vida de la primera infancia con una mirada no solo interdisciplinar sino que desde la integralidad permite comprender los entornos en los que transcurre la vida de las niñas, los niños y sus familias desde el momento mismo de la gestación. 

Modalidades de hogares comunitarios 

  • Hogares Comunitarios de Bienestar HCB- Tradicional: cuando una madre comunitaria, en su casa, abre un espacio para atender entre 12 y 14 niños.
  • Hogares Comunitarios de Bienestar FAMI: se encargan de atender a las madres gestantes y lactantes, y a los niños hasta dos años, enseñándoles a las familias buenas prácticas de cuidado y crianza.
  • Hogares Comunitarios de Bienestar Agrupados: se organizan en grupos hasta de 4 HCB tradicionales, en una infraestructura que generalmente es propiedad del municipio. Atienden a los niños en espacios más grandes y mejor adecuados.
Compartir