25.4 C
Pereira
martes, septiembre 27, 2022

Las tribus urbanas también se enfiestaron

Liliana Cardona Marín

 

Un día brutal, como los mismos jóvenes dicen, se vivió ayer en el Skate Park de La Villa Olímpica. Allí estuvieron reunidos representantes y seguidores del arte graffitero, el rap y los deportes extremos, todos bajo la subcultura del Hip Hop.

 

Desde las 10:00 de la mañana se dieron cita artistas locales e invitados nacionales para participar y ser jurados de las batallas de Free Style; el primer enfrentamiento de improvisación lo protagonizaron Romer versus Wacho, a ellos los siguieron Aristy y Lil White, por último batallaron Piojo y Tuny, el enfrentamiento que tuvo más reacciones de los espectadores y que curiosamente dejó como ganador al segundo, a pesar que desde la observación de una persona del común el bagaje repentista de Piojo dio mucho más.

 

Este escenario ofrecía una amalgama de personalidades, estilos y edades, porque algunos artistas urbanos llevaron a sus hijos, mientras que otros padres espectadores aprovecharon para ver las primeras acrobacias de pequeños que no nacieron cuando repartieron el miedo y se lanzaron por las rampas con naturalidad. Estas tribus urbanas tienen sus propios emprendimientos, los que también estaban en la parte alta del Skate con tenis personalizados y tablas.

 

Las gradas fueron el espacio ideal para una pinta descomplicada, en su mayoría pantalonetas y esqueletos, tanto para hombres como para las chicas, porque los tatuajes son para mostrarse, la postura corporal era lo de menos y lo más importante eso sí parcharse las letras de rap o mirar a los deportistas.

 

En la tarde el espectáculo estuvo a cargo de los bailarines, hubo muestras de breaking dance y open style street dance. Durante toda la jornada se pudo apreciar el Meeting of styles graffiti, quienes siempre quieren dejar un mensaje de arte, paz, tolerancia y cero discriminación, porque no importa la calidad o la estética de una tabla de skate, lo que importa es el talento.

 

Durante todo el tiempo las unidades de la Policía Nacional hicieron presencia, el sol durante la mañana fue fundamental, porque bailar en patines al ritmo de la música impregnaba energía vital a participantes y espectadores.

Aparte de la batalla de Piojo y Tuny

 

Obviamente que vine, como lo hice ayer y antiayer y antiayer, porque mientras Tuny esté aquí el Piojo campeón nunca va a ser/¿Cuántas veces he salido campeón? Muchas/ Pero no muchas más que yo y así ganaras más que yo, los títulos no definen nunca a un ganador…

 

Las niñas roller

Este espacio duro del cemento graffitiado ha sido colonizado también por las mujeres. Ellas compiten, se arriesgan y demuestran que la adrenalina y las ruedas tampoco les quedaron grandes. 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -