15.3 C
Pereira
jueves, agosto 18, 2022

Haciendo teatro para humanizar los sentidos en Villa Santana

Mariana Suárez Guarín

La Asociación teatral Blanco y Negro impacta de manera positiva a la comunidad de Villa Santana y busca institucionalizar un espacio donde los niños, niñas y jóvenes, aprendan, disfruten y descubran sus talentos a través de esta disciplina teatral. Alonso Marulanda Álvarez, director de la Asociación teatral Blanco y Negro amplia los detalles.

Alonso Marulanda Álvarez, es actor, gestor cultural y director de la Asociación teatral Blanco y Negro, hace 44 años se dedica a la disciplina teatral, donde ha desarrollado una cultura junto con su grupo, y hace 27 años fundó esta entidad, donde han realizado diversidad de montajes y han viajado al exterior: Madrid (España), Cuba y Venezuela, pero todo su trabajo siempre ha estado centrado en el territorio risaraldense, y donde vayan siempre están pensando en el concepto de la transformación a través del arte. “Hemos entendido que el teatro hace mejores ciudadanos, mejores profesionales y mejores seres humanos, y por esta razón me enamoré de esta disciplina y después de 27 años nos antojamos de tener una sala propia porque antes éramos muy itinerantes, nos prestaban diferentes espacios, pero en plena pandemia año 2020 decidimos ser una alternativa para este sector de la ciudadela villa Santana y poder desde este espacio impactar positivamente a la población”.

El trabajo con la comunidad
“Nosotros tenemos una propuesta de pedagogía teatral que aplicamos desde hace 11 años en el colegio Jaime Salazar Robledo de la Ciudadela Villa Santana, un lugar que ha sido un punto de apoyo. En un trabajo de 10 horas semanales, los lunes y jueves, enseñamos a los niños todo sobre cultura teatral, voz y edición, historia del teatro, expresión corporal, actuación, entre otras herramientas. En este nuevo espacio hemos realizado una producción de 11 obras de teatro, presentamos una obra por año con los adolescentes, niños y niñas y desde allí hemos impactado y transformado sus vidas, los sacamos de sus contextos de una manera dinámica”, indicó Alonso Marulanda.

La sede propia
“En este espacio llevamos presentando dos temporadas de teatro, se ha convertido en otra alternativa fuera del colegio y este también será el Proyecto Escuela de formación, es decir la continuación del proceso de formación teatral, donde estamos pensando en institucionalizar unos días y queremos que sean los jueves y miércoles, porque las mismas condiciones del territorio a veces nos dificulta presenciar el teatro, ya que este demanda del silencio y las dinámicas del barrio no nos permite este, pero también estamos en ese proceso de concientizar a los vecinos y socializarles los días que hacemos estas funciones para que nos colaboren. Más adelante consolidaremos una programación para que la gente no solo del sector sino de toda la ciudad sepa que aquí hacemos muy buen teatro, nuestra capacidad por ahora es una pequeña sala de teatro para 10 espectadores, un espacio nuevo para la comunidad que todos pueden disfrutar. También esperamos ser un proyecto escuela de formación de jóvenes que vengan y por medio de talleres y varias actividades aprendan también otras disciplinas del arte, como la plástica la música, la danza y también el teatro, que sean estas disciplinas que ayuden al tejido social de la comunidad. A partir del mes de agosto queremos tener institucionalizado nuestro plan de estudios, poder ir socializando con la comunidad, para eso estamos buscando ayudas con la empresa privada y pública, ya tenemos algunos logros, pero no hace falta un mayor trabajo articulado para poder lograrlo”, confirmó Alonso Marulanda Álvarez.

Asociación teatral con experiencia

Blanco y Negro ha sido un pilar de cultura y educación, tanto en la región como en Colombia, fomentando la recuperación de la identidad, impulsando el rescate de los valores autóctonos, elevando los niveles artísticos y estéticos del teatro. Esta Asociación, se ha convertido en una alternativa de transformación para este sector vulnerable de Pereira, donde han impactado positivamente alrededor de 5 mil niños, niñas y jóvenes. En la imagen: Laura Martínez, Alonso Marulanda, Carlos Alberto Riccetti y Hann Akard.

Carlos Alberto Riccetti
Escritor, poeta y periodista, dramaturgo y actor en Blanco y Negro. “Llevo 5 o 6 años vinculado con la asociación, en el trabajo con los niños se trata de hacer un enfoque pedagógico dirigido a ellos, es tratar de hacerles llegar un mensaje positivo para que ellos comprendan su entorno”.

Laura Martínez
Licenciada en artes escénicas, actriz, bailarina e integrante de Blanco y Negro hace aproximadamente 16 años. “Estoy lista y a la espera de aportarles a los niños y niñas todos mis conocimientos y seguir construyendo nuevos tejidos de paz. El arte es un vehículo trasformador y a través de este podemos sensibilizar a los actores de la comunidad para empezar a generar en ellos nuevas dinámicas para su futuro y cambiarles el chip de la realidad y de los imaginarios, desde la pedagogía de la liberación a través de esta formación teatral y solucionar entre todos”

Hann Akard
Dramaturgo y profesor, integrante de Blanco y Negro desde hace 17 años. “Me interesa mucho poder llevar realización en el presente, a las comunidades todos tienen derecho a realizarse como personas y muchos en su presente jamás conocen esto y Blanco y Negro tiene la posibilidad de llevar desde la pedagogía y el arte crecimiento y transformación”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -