27.4 C
Pereira
lunes, septiembre 26, 2022

Fundador de Malabareando las calles, nominado a Premios Titanes 2022

Por su ardua labor e incansable trabajo social transformando el futuro de la población de
niños y niñas habitantes de la calle a través de su fundación Malabareandolas calles, Jimmy
Abello busca alcanzar el Premio Titanes 2022.

Jimmy Abello, fundador y director de Malabareando las Calles y la Casa de los Sueños, ya cumplió 5 años y medio de haber inaugurado este proyecto, pero lleva más de 20 años trabajando por rescatar niños y niñas en situación de calle, una actividad ejemplarizante e inspiradora que ya hizo eco a nivel nacional, actualmente se encuentra nominado en la categoría salud y bienestar de un reconocido programa que exalta y premia a los héroes que transforman el mundo y que demuestran que con buenas acciones este
puede ser mejor.

“Nos nominó unos de los psicólogos que nos apoya en la Casa de los sueños,
hace 3 meses me llamaron oficialmente de Caracol TV a anunciarme que clasificamos entre los 820 proyectos sociales de Colombia, después hicieron un filtro y quedamos entre 100 propuestas, luego un jurado y varios periodistas de ese medio hicieron un nuevo filtro donde quedamos entre los 50 proyectos y posteriormente tuvimos que hacer una ponencia ante otros jurados y periodistas y quedamos nominados entre los finalistas en la categoría
salud y bienestar.

Después de pasar todos estos filtros nos sentimos muy orgullosos a nivel de fundación y también a nivel general porque nuestra fundación es un proyecto de ciudad que es posible gracias al corazón de muchas personas, nosotros no tenemos
ningún apoyo estatal directamente, pero es el corazón y la voluntad de empresarios, amigos, amigas y personas que día a día van conociendo y desde su quehacer, desde
lo que pueden van sumando y esto es lo que hace posible mantenernos año tras año y que estemos sacando cientos de niños y niñas de la situación de calle y explotación
sexual”, indicó Abello.

¿Cuál es la fuerza que lo inspira a seguir con su labor social?

“Me inspiran los chicos y chicas que van cada día a la Casa de los Sueños, cada mañana
que ellos llegan allí les decimos que estamos haciendo lo correcto, la tarea que nos
corresponde, cada vez que logramos que un niño o una niña ingrese por primera vez al sistema educativo, son los que nos demuestra que vale la pena todo este esfuerzo, este trabajo, que nos impulsa a seguir persistiendo, esa energía que ellos me transmiten para seguir luchando por ellos, porque se transformen sus vidas, que tengan un gran impacto positivo su paso por la fundación. Me motiva cada día saber que tengo la bendición de poder ayudar a otros, desde los 16 años siempre quise poder trabajar por otros y para ayudar a otros”, confirmó Jimmy.

Nuevo espacio

Dentro de la Casa tienen muchos de sueños que su fundador va materializando paulatinamente con el apoyo de muchas personas, recientemente abrieron un aula para la primera infancia. “Hace dos meses abrimos un jardín infantil en Mara ya y nos articulamos con la Fundación Tabita que tenía allí una casa y estaba vacía y nos la cedieron e hicimos un jardín infantil para los niños y niñas de primera infancia, a quienes dejan sus mamitas a las 7:30 de la mañana y vuelven por ellos a las 5:30 de la tarde, allí trabajamos el método Montessori (se caracteriza por proveer un ambiente preparado: ordenado, estético, simple, real, donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo de los niños y donde se promueve naturalmente la socialización, el respeto y la solidaridad).

En este espacio tenemos 22 niños y niñas desde 1 año hasta 6 años y todos los días nos rebuscamos desayunos, almuerzos, refrigerios, pañales y todo lo que se necesita allí en el jardín y afortunadamente no tenemos que pagar arriendo y servicios, pero quiero
invitar a las personas que nos quieran apoyar en este sueño y agradecer a quienes se
han unido”, confirmó Jimmy Abello.

Testimonio de integrante de la fundación

Luisa Londoño es una joven santarrosana de 21 años de edad, que ha llevado un proceso de integración desde los 7 en varias instituciones de protección, por situación de
abandono y violencia familiar. Ella tuvo que guerrear y sortear su vida en las calles,
pasando por muchas situaciones de consumo, durmiendo a la intemperie, con
preocupaciones latentes frente a su integridad, pero cuando llegó a la Casa de los
Sueños comenzó un proceso de resignificación de vida, de dejar malos hábitos, adquirir otros de bienestar, ella hoy tiene un proyecto de vida, sueña trabajar, estudiar comunicación social, ser más independiente y terminar sus estudios, ella relató
su experiencia en este proceso.

“Yo conocí muchos hogares, desde mi primera infancia saltando de un lado a otro
debido a los procesos legales, aprendí a no formar vínculos con nadie, y todos fueron
muy diferentes a la Casa de los Sueños, yo no acostumbraba a dar abrazos, ni a
tener contacto físico con nadie. También viví en la calle donde nos reuníamos un grupo de 7 personas y comenzábamos a consumir drogas para mitigar el hambre y el frío, nos turnábamos para dormir y hacer guardia para cuidarnos entre todos.

Cuando yo llegué a la fundación Malabareandolas Calles, Jimmy me recibió con un abrazo que por primera vez en mi vida sentí que era sincero, en ese momento se despertó algo en mí que no puedo explicar, él fue quien me enseñó a querer, a dar un abrazo y a aprender a tener amor propio, desde ese entonces la fundación se ha convertido en mi hogar, somos la familia malabareando, celebramos los logros, las derrotas, si tenemos que llorar lo hacemos juntos, he conocido personas maravillosas que se han convertido en mis hermanos y no importa la hora ni el día, siempre que necesito a papá Jimmy él está para
mí y para todos. Nosotros no escogimos haber nacido en estas condiciones, pero
seguimos adelante aprovechando las oportunidades que nos lleguen y hoy estoy muy orgullosa porque muchos de mis hermanos de vida de la fundación ya se graduaron, otros están trabajando o estudiando, y que bueno ver cómo han evolucionado sus vidas a través dela fundación.

Yo quiero seguir este legado, ayudar a otras personas a creer, a tener fe, me estoy sanando y formando para poder ayudar a uno de mis hermanos que es habitante de calle, poderlo rescatar de ese lugar, nosotros podemos ser la ayuda y el amor que le falta a muchos
niños en el mundo”.

La importancia de este reconocimiento

“Tener este reconocimiento nacional es muy importante porque con esto nos fortalecemos, soñamos en menos de 5 años tener muchas casas de los sueños en otras ciudades del
país, donde también hay niños y niñas en la calle que están esperando a que vayamos a buscarlos y los atendamos y que tengan otras posibilidades de vida. Con esta nominación y
ojalá con el premio, nos fortalezcamos en los procesos, para atender de una manera más rigurosa a nuestros niños y niñas, ojalá tengamos más aliados tanto en el sector público
como en el privado.

En el transcurso de estos días les compartiremos el link donde las personas pueden votar por nuestra fundación, es momento que nos unamos como región para ganar, sabemos que competir con otras ciudades más grandes y regionalistas no es fácil, pero tampoco imposible y es tiempo que Malabareando las calles gane por la ciudad”,
manifestó Jimmy

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -