19.4 C
Pereira
domingo, noviembre 27, 2022

Fundación Moi Pour Toi cumplió 35 años

Desarrollan programas para que los niños y jóvenes consigan un futuro justo y derecho, con más oportunidades, invitándolos a reintegrarse a la sociedad. 35 años para él es una vida entera, al visitar la Fundación Moi Pour Toi, se percibe el amor y gratitud que aguardan por él estos niños, jóvenes y grandes, Christian Michellod ve en cada mirada de aquellos pequeños, la primera que recibió en 1975, conmovido recuerda que esa fue la decisión que determinó su vida.

Bajo la misión de la fundación que es proteger, acoger y educar integralmente a niños y jóvenes entre 4 -18 años cuénteme después de 35 años de fundada ¿Qué sensación experimenta ahora a lo largo de lo vivido en esta historia?
Algo increíble, un milagro, 35 años es mucho, empecé con un hogar para niñas de educación sexual que tenían entre 10 y 12 años, ahora son mujeres, madres de familia, que tienen más de 40 años y que me llaman todavía “papá Christian”. Yo me dedico a esto voluntariamente, las palabras de agradecimiento de ellos, son mi salario, más las sonrisas de los niños que están ahora, en total han sido más de 10.000 niños que han pasado por esta fundación.

Ahora hay 10.500 niños que reciben amor, conocen los valores, hace poco me visitó uno que ya tiene cerca de 40 años y me dijo “tú me salvaste la vida” y como no lo recordaba empezó a contarme que su mamá murió por consumo de bazuco y a su hermano lo asesinaron; y él se fue a la calle a vivir, terminó acá en la fundación y ahora es docente. Eso es lo que me hace luchar, porque es una lucha diaria.

¿Qué personas conforman su equipo de trabajo?
Abrimos el Centro Educativo C.M. hace 18 años, con docentes, psicólogos y el equipo administrativo que gran parte está en Suiza. Aquí recibimos a todos los niños de las veredas de esta zona y cada día vamos en la buseta a recogerlos en sus casas, les entregamos los útiles, la comida y juegos. También los retornamos a sus casas en la buseta, ahora contamos hasta noveno grado, pero tenemos un proyecto para el próximo año de ofrecer en la escuela grado 10 y 11.

Además de este lugar tenemos otro en el centro de la ciudad, cuando los niños que están allá cumplen los 13 años de edad, los trasladamos acá, para continuar el colegio. Además contamos con talleres de sistemas, de modistería, y acá hay 60 empleados a quienes les pagamos a través de la fundación en Suiza.

¿Cómo empezó la idea de crear esta fundación, que pasó en su vida?
Yo viajé a Colombia en el año 1975 y estaba en el tren entre Bogotá y Santa Marta -que no existe ahora- salió de una cabaña una niña, crespita y caminó hacia el tren hacia mi ventana y nos miramos y esa mirada ha cambiado mi vida: En ese momento mi esposa estaba en Suiza y estábamos esperando bebé, así que regresé y nos casamos, vinimos para acá y adoptamos a dos niños y en ellos encontré la mirada de esa niña, esa mirada fue un golpe en el corazón y la traigo siempre ahí.

¿Cuál es el proceso que debe realizar el niño para ingresar a la fundación?
Llegan a través de Bienestar Familiar, los empezamos a educar, conociendo la historia de América, de Europa y todo lo social. Y continúan su proceso educativo, donde les enseñamos siempre los valores, respeto, amor, solidaridad, unión.

¿Hay personas que apadrinan los niños que tienen la fundación y económicamente como funcionan?
Acá el 95% de las finanzas viene de Suiza, el 25% lo proporciona Bienestar Familiar, los padrinos están en Suiza, la sede administrativa está allá. Hasta ahora tenemos 2.500 personas que pagan cerca de 20 dólares cada mes, por ejemplo, acabamos de hacer dos noches de gala allá en Suiza, y esos eventos nos ayudan a financiar la fundación de acá, nuestro presupuesto normalmente es cerca de 1 millón de dólares por año.

Durante estos 35 años ¿Qué logros o reconocimientos han obtenido?

Nos han otorgado premios, la Alcaldía, la Policía, incluso el Gobierno del departamento y también el gobierno suizo que vino acá en el 2019. En la región esta fundación es la más reconocida.

¿Le daría un mensaje a la sociedad sobre este tipo de dramas que vive cada niño y joven?
Cuando empecé hasta hoy, la situación es la misma, no veo cambios, quizá ahora es peor, hay más niños que nos necesitan, el drama siempre es el mismo, abuso, maltrato, niños abandonados; y con esto que siento en mi corazón deseo ayudar más porque me duele. Si una persona está interesada en apoyar a los niños hay varios programas, por ejemplo, hay familias pueden conocerlos y los pueden llevar un fin de semana a compartir – cumpliendo un proceso – esto es mi vida, mi destino, lo que cada día me motiva.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -