23.4 C
Pereira
jueves, febrero 2, 2023

Fidelizando al cliente interno

El servicio que ofrezca cualquier empresa se refleja como un éxito cuando la cadena productiva cuenta con un ambiente laboral de diálogo, comprensivo y empático.    

El manejo personal de las emociones afecta o favorece el ámbito laboral cuando se aprende a emplear positivamente, comprendiendo también que el ser humano tiende a debilitarse cuando existe algún conflicto personal o familiar. La problemática se empieza a visualizar cuando este afecta el ambiente laboral y el clima desmejora.

¿Quién es el cliente interno?

El colaborador o más conocido como empleado es el cliente interno, al igual que los gerentes o socios que participan dentro del negocio. Ellos son quienes posibilitan la mejora de la productividad y, por ende, la rentabilidad de la compañía. Por ese motivo, la experiencia de los clientes internos debe ser tan satisfactoria como la de los clientes externos, pues les ayudará a hacer desempeñar mejor sus funciones. 

¿Quién es el cliente externo?

Esta es la razón de ser de toda empresa, es quien consume los productos y servicios que la compañía produce, y recibe un servicio al cliente de parte del personal de la empresa, es decir, de los clientes internos. 

La clave está en promover la satisfacción de los empleados, aumentar su productividad, mejorar el entorno de trabajo, optimizar las relaciones dentro de la compañía y solucionar los problemas, para que todos puedan dedicarse a lograr los objetivos de la empresa.

El día a día trae consigo un ir y venir, y todo se convierte en un revolcón de emociones el cual debemos convertir en un sistema de crecimiento personal. Es importante que las empresas entiendan que el recurso humano entrega su tiempo y conocimiento, los profesionales en psicología dicen que el tiempo es igual a vida, que es el único recurso no renovable.

Salud mental

Actualmente los aspectos psicológicos y mentales han cobrado normalidad, esto gracias a los cambios y transformaciones surgidas en la historia de la humanidad, que ahora se refleja en la personalidad de cada cual. Es importante que el personal de una empresa piense en su salud mental, que levante la mano cuando necesite un profesional de la salud mental.

Es necesario tomar la salud mental como debe ser, de manera preventiva, que regularmente se visite al psicólogo, así habrá menos estrés y habría menos enfermedades mentales difíciles, por las emociones, las persona se enferman físicamente, por ejemplo se sube la presión.

Se recomienda, encontrarse consigo mismo, darse un momento para respirar, tomarse un tiempo y evaluar a qué se debe el comportamiento, qué pasa con los sentimientos, las emociones, los conflictos, si se está actuando de acuerdo al propósito del día y de la vida.

Emociones compartidas

Los especialistas afirman que las mujeres cada día cargan sobre sus hombros las emociones y han limitado a los hombres a sentir. Las mujeres no son el sexo débil, solo porque los hombres fisicamente son fuertes o porque no muestran sus emociones através del llanto. 

Las emociones surgen con naturalidad en los humanos, sea hombre o mujer, todos tenemos la misma capacidad para expresarlos y no demuestra si hay  mucha o poca fortaleza pero no tienen nada que ver con ser hombre o ser mujer. Ambos son un apoyo para sí mismos, el hombre fortalece a la mujer, al igual que ella puede corresponderle y forman humanamente un equipo.

Desarrollar una buena relación con los clientes externos es fundamental para la gestión de la marca. Más allá de contar con un buen producto, un buen precio y un empaque atractivo, los consumidores toman decisiones de compra basándose en la experiencia.

¿Qué hacer si hay una persona conflictiva en el equipo de trabajo?

Si se presenta una problemática y haya riesgo de dañar el servicio al cliente externo, se debe trabajar en encontrar de donde surge el conflicto presentado en la cadena productiva es decir en el cliente interno.  Se trata de aprender a controlar las emociones a través del diálogo y la empatía para fidelizar al cliente interno y que el cliente externo no se vea afectado. 

Se debe abordar a la persona conflictiva  a solas, directamente y con cautela sin atacarla en grupo, que ese sea el primer paso. Que exista una empatía donde entendamos el error de cada uno y realmente por qué surgió la emoción.

Cuando se logra la satisfacción de los clientes internos, se genera una actitud positiva que se traslada al servicio que se brinda a los clientes externos. Los clientes interactúan con empleados que se sienten a gusto representando a la empresa, que son amables y están comprometidos con su trabajo.

Sin el consumidor y sin el empleado, no hay compañía, pero si alguno de ellos no se encuentra satisfecho, el logro de los objetivos se ve obstaculizado, ese es uno de los puntos de contacto más relevantes es la satisfacción de los clientes. Cuando la empresa cuida que todos sus clientes se sientan a gusto, se obtiene una fórmula ideal para el éxito.

 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -