Expectativa de los ciudadanos con las celebraciones de Navidad


Se acerca el inicio de diciembre, el último mes del año, el mes favorito para muchos, una época marcada por los encuentros familiares, el brillo, color y destello, la música característica en esta región cafetera; 31 días que huelen a natilla y buñuelos, a regalos, a nuevo. La Navidad llega siempre con gran ilusión para despedir este año 2021 y recibir con agrado el 2022.

Y aunque para muchos estas fechas se verán marcadas por el recuerdo, dolor y la tristeza por las pérdidas humanas y económicas recientes, tienen la esperanza de seguir viviendo y construyendo sociedad.

Este diciembre, a diferencia del año anterior, estará marcado por una fuerte reactivación económica y esquemas de vacunación adelantados, donde hay un cierto grupo de personas con tres dosis de vacuna contra el Covid-19 y una expectativa de vivir un poco más despojados del uso constante de los tapabocas; aunque se debe seguir usando en todo momento, especialmente en ciertos lugares, los aforos y bajos índices de contagios y mortalidad dan paso a “respirar un poco más tranquilos sin el tapabocas”.

Hemos sido muy afortunados de saber que todo ha ido mejorando en comparación con el año pasado que estábamos en pandemia, las ventas son muy considerables y esperamos que se mantengan o incrementen y los comerciantes se vean beneficiados. Podríamos decir que en un 90% hemos visto aumentado las ventas”, expresó Jessica Alejandra Lizcano Cruz, comerciante.

Una ilusión marcada por la luz

Aún así, las autoridades siguen insistiendo y adelantan campañas con el fin de llevar el mensaje a las personas para que se sigan cuidando y lo hagan por las personas que los rodean, lo anterior debido al incremento de contagios registrados los últimos días y las medidas que han tenido que adoptar algunos países debido a las variantes que han surgido del virus Covid-19, ciudades que han vuelto a los confinamientos, a tener precauciones y refuerzos de los protocolos de bioseguridad.

Tenemos muchas expectativas, a pesar que el año pasado producto de la pandemia las ventas estuvieron regulares, este fin de año han aumentado un poco los ingresos. Desafortunadamente los aguaceros que han caído en el centro de la ciudad los últimos días, nos han afectado las ventas de los artículos”, dijo Martha Salazar, comerciante.

Martha agregó que hay elementos que vende que los demás no tienen, lo que le permite llamar la atención de los transeúntes debido a la creatividad de los artículos, cargados de detalles y luces lo que lleva a que se venda a mejor precio.

Aún así, hay quienes consideran y ha evidenciado que este año no habrá buenas ventas de los artículos navideños.

A pesar que el año pasado estuvimos en pandemia las ventas estuvieron mejor que este año porque todas las cosas se encarecieron demasiado, este año está todo muy caro, todo cuesta el doble. Lo que el año pasado yo podría adquirir a $10.000, actualmente estoy pagando $18.500”, indicó Dora Alicia Henao Saldarriaga, comerciante.

Lo anterior ha dado paso a que muchas personas se quejen de los precios y consideren no llevar las cosas, no solo porque les “moleste” el precio, sino porque no cuentan con el dinero suficiente para comprar.

Así mismo Gloria Patricia Bustos manifestó, “este año las ventas navideñas han estado muy bajitas, aún no hemos visto el incremento para este fin de año, esperamos que en los próximos días tengamos un auge, considero que todo ha jugado en contra especialmente que seguimos en pandemia”.

En las calles de la zona céntrica de la Perla del Otún, se siente y nota el ambiente, la cantidad de gente, música y comercio característico de este último mes del año.

Ojo a la indisciplina ciudadana

Se espera que en este fin de año las personas y familias sigan siendo conscientes de los riesgos y peligros que trae consigo hacer caso omiso a los protocolos de bioseguridad. Evite complicaciones de salud, secuelas que le marcarán la vida para siempre, la muerte misma y la de seres queridos.

Crédito: Fotos Andrés Otálvaro