19.4 C
Pereira
sábado, diciembre 3, 2022

Entre la estigmatización y la ley

Aunque muy pocos han tenido el privilegio de conocer la vereda en mención, en las últimas semanas un operativo policial y ambiental en la zona, puso sobre la mesa la situación de estas familias.

El operativo tomó más relevancia tras la muerte de Heriberto Salinas, el hombre que fue capturado en el mismo, según las autoridades por varios delitos entre los que estaba deforestación o ecocidio, aprovechamiento ilícito de recursos naturales e invasión de áreas de importancia ecológica.

Tras el fallecimiento de esta persona, familias de la zona, acompañadas de líderes sociales, ambientales, sindicales, entre otros, realizaron un plantón a las afueras del edificio Torre Central.

Esta situación pone de manifiesto la necesidad de llegar a acuerdos entre los moradores de El Bosque y las autoridades, no solo para evitar los daños al medio ambiente, también para que no se vulneren los derechos de estas familias que aseguran querer ser parte de la solución y no del problema.

Es importante destacar que en reuniones en años anteriores, tanto los habitantes de la vereda como las autoridades, se han comprometido con unas acciones puntuales, las cuales todavía no se han cumplido a cabalidad.

Diego Hoyos líder del corregimiento La Florida, aseguró en entrevista con El Diario, que más que los operativos realizados por las autoridades, la comunidad rechaza la forma de los mismos, ya que en ellos afirma no se respetan los derechos de estas personas.

En documento enviado a este medio de comunicación, el actual gerente de Aguas y Aguas, demuestra que el predio que ocupaba Heriberto Salinas fue adquirido en 2004 por la empresa, tras la compra del mismo a Eutimio Salinas; tío de Heriberto, por valor de $60.163.000. Además con imágenes mostró que en dicho predio sí había ganado.

Familias
El Diario diálogo con los habitantes de El Bosque, quienes afirmaron que desde hace muchos años se dedican a la ganadería en esta zona rural de Pereira y Santa Rosa de Cabal, también cuentan con algunos cultivos y cuando hay la oportunidad desarrollan actividades de turismo.

La vereda mencionada se encuentra en la cuenca alta del río Otún, un espacio vital para la vida de la ciudad, porque además de su abundante flora y fauna, es allí donde nace el agua que se toma en la parte urbana de la ciudad.

De ahí la importancia de mantener este ecosistema, pero lo que piden los moradores de la zona es que los incorporen al cuidado de ese tesoro natural, proyectos para ir reemplazando la ganadería de manera gradual y que sean ellos los guardianes y embajadores de esa riqueza natural de la ciudad y la región.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -