24.4 C
Pereira
viernes, agosto 19, 2022

En Combia tienen quejas para dar y convidar

 

Este corregimiento es visto como un destino turístico digno de recomendar a todos aquellos que llegan a la ‘Capital del Eje’ en busca de experiencias naturales y autóctonas, como el proceso del cacao. Pero lo que poco se dice o se hace son gestiones para que este paraíso se potencie para los visitantes y facilite la vida de quienes lo habitan. Se convirtió en la cenicienta de Pereira, todos dicen que es muy linda ¿pero cómo la tratan?

 

La comunidad ya se cansó de pedir que les atiendan tantas necesidades, como si fueran a pedir favores, cuando pagan los impuestos puntualmente y que en varios casos son onerosos, porque a muchos los categorizaron como estrato 6, ya que el desarrollo urbano se ha traducido en más de 40 conjuntos cerrados campestres o bellas fincas.

 

Ellos mismos dicen que los moradores de Combia son gente tranquila y que mandan una que otra carta para visibilizar las necesidades, pero ya empiezan a desesperarse al ver que nadie les responde. Temen que haya un problema vial de grandes proporciones que los deje encerrados o en Pereira, fuera de sus casas indefinidamente. Ni pensar en la vía que viene por el matadero, no la arreglaron antes de empezar los trabajos en el puente, les toca asumir los costos por daños en el carro. Toda la vía a Combia carece de bermas y a la vegetación no le hacen rocería.

 

 

Sin arreglo la vía de acceso

Combia solo tiene una vía de acceso, la misma que después de Turín o por el Parque Industrial llega antes o después de J. Gallo y a razón de que el tráfico ha aumentado considerablemente en los últimos años está muy deteriorada, se le quedó pequeña a la demanda vehicular, aseguran que nadie se ha detenido a mirar el problema de caída de agua que hay por las peñas y que debe ser estabilizado. Hoy empiezan las obras de contención, estructurales e hidráulicas en el puente Curtiembres sobre el río Otún y por ende el cierre vial del primer tramo de la vía 10 del departamento, que comunica a Pereira con Marsella. 

 

Los ciudadanos dicen que el solo puente requiere de una inversión de más de $3.000 millones, pero ¿después de Curtiembres qué? No está contemplada la pavimentación en el tramo que sigue, serán cinco meses de trancón sin sumarle otros actores viales. Empiece a contar: las volquetas de la Cantera, los camiones de 22 empresas de aseo con peso en toneladas en una carretera que no fue pensada para esto, el transporte público de Marsella, los buses de Las Franciscanas, Moi Pour Toi, los de las empresas que surten los supermercados, los particulares de pasajeros y carga con los productos agrícolas. 

 

El apoyo es una vía que hizo la comunidad, pero que tampoco arreglan, porque legalmente no existe. “No se explica cómo una vía departamental no cuenta con las fajas mínimas de retiro para ampliaciones u otros requerimientos”, explica Heriberto Romero. Él también comenta que en Combia se paralizó toda la inversión al no estar ordenado y que cuando esto ocurre hay atraso.

 

Desde el punto de vista profesional el ingeniero Manuel Carreño complementa: “El análisis de esta vía es súper fácil, hace 30 años no había relleno sanitario y otras cosas de la actualidad, nadie le diseñó capacidad de soporte para el tránsito, porque una vía normal tiene 15 centímetros de espesor de concreto que tampoco las hace aptas para el tráfico pesado, osea que aquí va a seguir y seguir el daño de forma permanente, porque no basta con reparchar, hay que rediseñar”. 

 

 

El Crucero de Combia

Llegar hasta este punto se complica no solo por lo ya narrado, en las noches lo hacen los valientes, la iluminación es precaria (cuatro y malas) e inexistente, entonces quien no conoce está expuesto a un accidente por los huecos y la baja visibilidad, lo que es posible desde que no esté lloviendo, porque no hay líneas que demarquen en los extremos, ni en la mitad.

 

Ya en el Crucero, hay, al mejor estilo colombiano, una glorieta invisible que los mismos conductores saben que deben hacer para no caer al hueco. Los trancones son monumentales cuando un carro está surtiendo alguno de los negocios, sin hablar del fin de semana en que aproximadamente 10 mil personas visitan el territorio. Estas son las consecuencias de un POT para corregimientos desactualizado en el que mucho menos se tuvo en cuenta la población flotante de la penitenciaría que será de más o menos otras 10 mil personas, al ser 2.500 las personas privadas de la libertad.

 

La nueva cárcel

Ya están instalando la tubería de ocho pulgadas que va a traer el agua potable de Pereira hasta el centro penitenciario, porque solo va a ser para ese lugar. Ya que los moradores de Combia seguirán con el tubo de seis pulgadas. Esta instalación será otro dolor de cabeza a raíz de los pare y siga, desde Aguas les dijeron que será solo diurno y en las noches sálvese quien pueda de los camiones compactadores que trabajan 24 horas. Los miembros del Comité pensaron que con esta edificación habría mejoras, pero tampoco. De Combia todos se lucran y nadie invierte, José Carlos Ramírez dice: “Lo más factible sería hacer un puente a Cerritos y no hay con quien, nadie nos da la cara”.

 

¿Y de la responsabilidad social qué?

“La balastrera, también genera situaciones que afectan a esta población, porque el agua que se encuentra retenida en el terreno se puede llevar la carretera. Con el material que se ha extraído se ha pavimentado el departamento y otros más, pero no hay para la vía de los vecinos, el último reparcheo lo hicieron en 2015”, opina José Carlos Ramírez. Aparte de las trituradoras de material desde el Comité se preguntan ¿dónde está la reinversión de todas las empresas, como Atesa que se lucran de este paso? 

Los miembros del Comité Cívico son seis. En la fotografía aparecen de izquierda a derecha: Heriberto Romero, Ángela María Marín, José Carlos Ramírez y Manuel Carreño, los otros dos integrantes no pudieron estar en la entrevista.

Cifra

93 huecos hay entre el puente Curtiembres y el Crucero de Combia, que afectan casi a 40 mil personas.

 

Dato

El Comité Cívico es resultado del cansancio acumulado de la comunidad en general que se reunió el sábado 16 de julio. Por eso invitan a que los acompañen el próximo 10 de agosto, desde las 9:00 a.m., realizarán un plantón en El Crucero de Combia, para exponer las inconformidades.

Artículo anteriorJesh, lanzó su nuevo sencillo
Artículo siguienteEscampavía

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -