14.4 C
Pereira
viernes, febrero 3, 2023

El Palacio Nacional sí tiene dolientes

En una carta fechada el 2 de este mes y dirigida al alcalde Carlos Maya, a la secretaria de Gobierno Karen Zape y al coronel Raúl Gallego comandante de la Policía Metropolitana de Pereira, los empleados de varias entidades adscritas al Gobierno Nacional, Gobernación de Risaralda y Alcaldía de Pereira, solicitan seguridad para las instalaciones de este edificio patrimonial ubicado en la carrera 10 con calle 19 esquina y en el que laboran desde tempranas horas en la mañana y hasta altas horas de la noche.

 

Los funcionarios públicos expresan en la misiva, ‘preocupación que sentimos cuando debemos entrar o salir del edificio por la asidua presencia de habitantes de calle, personas de todo tipo y delincuentes, quienes utilizan la entrada de las instalaciones para consumir drogas y hacer sus necesidades fisiológicas’.

 

A los funcionarios públicos no solo los alerta la inseguridad, sino la insalubridad, sienten que a pesar de su investidura como representantes del Estado, las autoridades no les están garantizando un lugar de trabajo digno. Los peticionarios solicitaron en la carta que les proporcionaran uniformados de la Policía, las 24 horas, para erradicar por completo la situación, ahora que todavía se puede y no esperar a que se torne en un problema de magnitudes incontrolables, como fueron en su tiempo las calles ‘Cartucho’.

 

La imagen muestra la garita a la que todavía no se le asigna un uniformado y una semiplancha que hace parte de la edificación que es tomada constantemente por los consumidores.

 

El papel de los guardas

En esta propiedad prestan vigilancia miembros de dos empresas de seguridad diferentes, quienes deben hacer su trabajo de forma casi impotente, porque son testigos de primera mano de todo lo que sucede, pues solo los separa un vidrio, de acciones a plena luz del día, como cuando grupos de tres o cuatro personas a plenas 10:00 de la mañana se inyectan heroína, sin que les importe la presencia de usuarios de Colpensiones o la Unidad de Víctimas que hacen fila pacientemente.

 

Ellos se encuentran maniatados, porque la Aseguradora de Riesgos Laborales no les cubriría las afectaciones que podrían llegar a sufrir en el momento de tener un altercado físico con un habitante de calle. 

 

Una zona que da signos de alarma

El centro de Pereira, siempre ha tenido un sello particular por la presencia de desempleados, vendedores ambulantes y en los años recientes familias completas de extranjeros que pasan sus días en la espera de una moneda. Pero cuando se habla de la zona centro, se debe tener en cuenta que no es solo la Plaza de Bolívar, sino sus calles aledañas.

 

Los ciudadanos en general perciben que la manzana donde queda este edificio, ha cambiado, ya que posterior al periodo de Pandemia, el número de carretas ubicadas a un costado del Banco de La República, genera el ambiente propicio para que entre el desorden propio de las zonas de mercado se mezclen todo tipo de actividades ilegales. La Calle de Las Letras es un lugar que ha sufrido transformaciones positivas y que se ve en riesgo.

 

La respuesta del Gobierno local

La secretaria Karen Zape atendió los requerimientos de esta carta y la pregunta del periódico sobre los correctivos para encontrarle una salida a las situaciones descritas: “Hemos tenido una queja ciudadana alrededor de la zona céntrica, hay una solicitud que conocemos desde el año inmediatamente anterior y en el último trimestre se intensificaron los operativos. La carta llega este año, pero las tareas ya las veníamos cumpliendo e iniciamos con la ubicación de una garita de seguridad en la Calle de Las Letras, que nos permite tener presencia en la zona, porque lo que allí tenemos son altos niveles de consumo, en su mayoría el consumo personal permitido”.

 

Los funcionarios piden que no sean solo patrullajes, sino presencia permanente en el sitio.

 

La secretaria también expresó que para los consumidores este es un lugar quieto y pasivo, donde no afectan a nadie, ellos generan desconcentración del sitio. La intervención por parte del despacho de Gobierno comentó la funcionaria, además comprende operativos de recogida y limpieza de las basuras en presencia institucional con la empresa de aseo. 

 

“Los escribientes y comerciantes de la zona hicieron compromiso de ayudar a generar otros escenarios. El segundo compromiso con todos los actores de la manzana es la creación del Frente de Seguridad para ayudar con los llamados al 123, tenemos enfocada nuestra inspección móvil que hace presencia con cogestores y policía en horarios establecidos diurno y nocturno. No tenemos denuncias de estos consumidores por hurtos, diferente a la incomodidad y el temor que obviamente generan”. 

 

Entidades firmantes

Dane

Centro de Empleo

Unidad de Víctimas

Secretaría de Infraestructura del departamento 

Secretaría de Desarrollo Agropecuario de Risaralda

Dirección de Cultura departamental

Dirección de Control Disciplinario de Risaralda

Oficina territorial del Ministerio del Trabajo

 

Opine

¿Qué los motivó a firmar la petición?

José Ramírez – servidor público

“Los que habitamos el edificio y los vecinos sentimos que se nos convirtió en una calle del cartucho, muy preocupante porque no solo es en la noche. Al ser baño público, el olor cuando uno pasa es insoportable”.

 

Liliana Arroyave – servidora pública 

“Desde hace varios meses las áreas comunes del Palacio, se ven afectadas por estas personas, ellos pelean y ya no nos podemos quedar después de las 6:00 de la tarde y por eso estamos muy preocupados”.

 

Dato 

El Plan Baliza es para un escenario de mayor coerción, porque se dan capturas si se encuentra a alguien expendiendo drogas, porque están maniatados en cuanto a los habitantes de calle consumidores.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -