20.5 C
Pereira
martes, agosto 9, 2022

El estrés digital en los empleados y cómo manejarlo

Es tendencia

- Advertisement -

Recomendaciones para identificarlo y prevenirlo

Esta situación, de la que Colombia no es la excepción, está llevando a las empresas a generar entornos claros para garantizar el bienestar emocional y físico digital.

En el mundo hay una pandemia silenciosa que, en comparación con el Covid-19, ha cobrado más vidas en el planeta: el estrés. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, los fallecimientos causados por patologías originadas en el entorno laboral cobran la vida de cerca de dos millones de personas al año, siendo el estrés uno de los desencadenantes de los decesos.

El “Tecnoestrés” es el término acuñado para definir un estado psicológico negativo y una afectación del bienestar de las personas por el uso inadecuado de la tecnología.

Justamente, dos aspectos que están generando la proliferación de este sentimiento en las personas es la hiperconexión y la sobre exposición a plataformas y herramientas digitales, como lo pueden ser grupos de Whatsapp, aplicaciones colaborativas, redes sociales, portales web y demás escenarios online que se han utilizado tanto por las condiciones que generó la pandemia.

“Hoy en día las organizaciones tienen un desafío muy importante en materia de gestión del talento humano, el cual está relacionado al concepto de Bienestar Digital, entendido como el balance entre lo físico, lo emocional, lo mental y el uso adecuado de la tecnología. Si bien la utilización de herramientas digitales en el ambiente laboral es beneficioso, es clave que las compañías en Colombia establezcan buenas prácticas en el uso, por ejemplo, de los grupos de Whatsapp o del correo electrónico, para que estas no influyan en la estabilidad emocional de los empleados”, señala Carlos Gaviria, Director General de Softland en Colombia.

Es importante conocer algunas señales a tener en cuenta por parte de las organizaciones para identificar síntomas de estrés digital en los colaboradores:

Destinación excesiva de tiempo a plataformas digitales: según un estudio de  Hootsuite y We Are Social, Colombia es el segundo país en el mundo en el que más tiempo se invierte en redes sociales, con un promedio de 3 horas y 45 minutos al día. Si a esto le sumamos la atención invertida en portales de noticias, correos, herramientas de trabajo internas, entre otros, estamos hablando un proceso de infoxicación sobre el empleado.

Horarios no delimitados: no respetar la jornada de trabajo estipulada y generar el hábito negativo de invertir tiempo adicional en revisar cuestiones laborales en canales digitales y en dispositivos, como el celular, es una señal de alerta que comienza a generar agotamiento.

Ansiedad: sensación emocional de inquietud y tensión que surge al estar expuestos de manera excesiva a diferentes canales informativos, no darles un manejo adecuado y sentirse completamente agobiado.

Aislamiento: evitar espacios de dispersión o aquellos momentos propios de otras áreas de la vida por estar pendiente de un teléfono móvil y del computador para revisar mensajes.

Estas señales requieren una atención activa por parte de las organizaciones, no solo por la incidencia en la productividad sino también por un factor humano, por la intención de generar entornos positivos para las personas. Ante este panorama, Softland recomienda tener en consideración algunos aspectos para mantener una adecuada esfera de interacción digital en las empresas:

Acuerdos de comunicación digital: toda herramienta digital debe tener un propósito, unas reglas y unos límites previo a su conformación, las cuales se tienen que respetar. Por ejemplo, para el caso de los grupos de trabajo en Whatsapp, es importante contar con horarios claros en los que se pueden enviar mensajes, las excepciones que vienen al caso y las multas para quienes incumplan con los compromisos. De igual manera con los correos electrónicos y las plataformas de comunicación interna, herramientas de las que no pueden salir mensajes por fuera de horarios laborales.

Cultura digital: en complemento a lo anterior, se recomienda establecer lineamientos y políticas de comunicación digital con el ánimo de promover buenas prácticas, las cuales deben ser comunicadas a través de campañas y espacios de sensibilización a los empleados, quienes deben poner de su parte para cumplir con las directrices.

Detox digital: promover la desconexión de plataformas digitales fuera de los ambientes laborales y estimular la adopción de nuevas actividades que rompan ese hábito de estar siempre pendiente de una pantalla.

Cuidado con el multitastking: entendido como la habilidad de realizar varias tareas al mismo tiempo, puede ser más una muestra de dispersión y de incapacidad de concentrarse en una sola tarea, por lo que se sugiere no hacer más de dos tareas al tiempo.

Monitoreo y administración del ciclo del empleado: “la tecnología bien utilizada contribuye a la agilidad y eficiencia en los procesos. Justamente, con el uso de sistemas de gestión se propicia la inteligencia de las empresas, lo cual le permite a la organización monitorear constantemente a los empleados, gestionar la salud y el bienestar, y así tomar decisiones correctas. Es por esto que es importante contar con aliados que les proporcionen a las compañías estos elementos y puedan así actuar con anticipación ante posibles señales que evidencien una afectación al bienestar del empleado,” concluye Carlos Gaviria, Director General de Softland en Colombia, una compañ+ia de software que conoce de primera mano las situaciones de tecnoestrés

Destinación excesiva de horas, ansiedad, aislamiento, perdida en la productividad laboral, entre otros, son algunos de los síntomas que evidencian el padecimiento de este fenómeno.

Artículo anterior¡Armaron tremenda nómina!
Artículo siguienteEn pocas palabras

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -