20.4 C
Pereira
jueves, diciembre 1, 2022

El “Ángel Guardián” de los soldados en el Eje Cafetero

Con capacitación en primeros auxilios sicológicos, el 10% de los soldados que hacen parte de un Batallón se convierten en los Ángeles Guardianes de sus compañeros, con esta iniciativa buscan evitar actos de intolerancia o que los soldados atenten contra su propia vida.

Historia del ángel

De 13 meses que lleva en la Institución castrense, el soldado Cristian David Beltrán Mejía lleva 10 meses como ángel guardián de “sus lanzas”, motivado por su interés de ayudar a los demás. Gracias a sus capacidades de escuchar y con la guía de sus Comandantes, inició el curso de primeros auxilios sicológicos durante su entrenamiento en el Batallón de Instrucción, Entrenamiento y Reentrenamiento n. °8 adscrito a la Octava Brigada del Ejército Nacional.

“Estar en la capacidad de brindar un apoyo sicosocial a otra persona no es fácil, primero hay que autocriticarse, porque si uno no es capaz de aceptar sus críticas o las de otros no es apto para brindar apoyo emocional a otras personas, debemos aceptar nuestros errores para que el otro también pueda cambiar”, así lo expresa el soldado Beltrán quien tiene claro que, si tuviera la mentalidad de un niño, para él el ángel guardián sería un superhéroe. Esta campaña nació hace cuatro años en la Octava Brigada con el objetivo de disminuir los índices de suicidios, el área de psicología de cada Batallón, evalúa la capacidad que tienen los soldados de interpretar el estado anímico de sus compañeros y con charlas sobre suicidio y prevención los capacitan y les explican la manera en la que deben actuar, en caso de que alguno esté pensando en atentar contra su vida.

La sicóloga del Batallón de Instrucción, Laura Catalina Leal Parrado asegura que no es fácil que los soldados le tengan confianza a los ángeles guardianes, sin embargo el proceso de capacitación hace énfasis en que, hay cosas que se pueden contar y otras no, “yo siempre le digo a los soldados que lo que sus compañeros les cuentan debe ser confidencial, únicamente lo que realmente nos interese nos lo deben contar, el ángel guardián debe ser los ojos de los psicólogos o de los comandantes en ciertas situaciones”. Por su parte el soldado Jhonier Agudelo Castaño, con orgullo de ser un ángel guardián tiene claro que, “ser un ángel guardián es poder cuidar y proteger a quién lo necesita, si alguien tiene algún problema uno debe poder ayudarlo a salir de ese problema y ayudar a que encuentren una solución”.

Con esta campaña la Octava Brigada busca brindar un acompañamiento permanente a todos los soldados, con el objetivo de escucharlos y que ellos sientan la confianza de hablar con alguien sobre sus problemas o preocupaciones, ya sea con los ángeles guardianes o con los comandantes. Así lo explicó el coronel Pedro Iván González Corredor, comandante de la Octava Brigada, “a través de la oficina de Sicología militar y el Capellán de cada Batallón capacitamos a los soldados que tienen la capacidad de escuchar al otro y brindar confianza y así fortalecer esta familia militar en primeros auxilios sicológicos y evitar que se presenten situaciones lamentables con nuestros soldados que son el alma de la Institución”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -