24.4 C
Pereira
domingo, agosto 14, 2022

El agua veredal es potable

La semana pasada llegó al periódico una denuncia anónima en la que textualmente se lee: “Queremos comentarles que vemos con preocupación la tardanza de la secretaria de desarrollo rural de la ciudad de Pereira en la entrega del cloro a los acueductos rurales; ya no valen las solicitudes a la señora Sandra granada, anteriormente a los acueductos rurales les entregaban cloro dos veces por año”.

Desmiente

Ante esto la labor periodística se centró en constatar dicha queja con las personas directamente involucradas, para ello se consultó a varios líderes comunitarios quienes dijeron desconocer el tema. 

La comunicación también expresa que “En el año 2020, solo entregaron dos veces, una por pandemia y una finalizando el año. En el año 2021 solo asignaron cloro una vez finalizando el año, ahora en el 2022 no se sabe cuándo harán esa entrega”. Los líderes veredales consultaron y a través de ellos llegó el contacto de la señora Cenaida Villegas, la administradora del acueducto de Canceles.

La señora Villegas desmintió la denuncia anónima y dijo: “Hablé con el fontanero y me dijo que esa queja le parecía rara, porque él estaba clorando. Incluso la semana pasada la Secretaría de Salud hizo visita para prueba de agua y nos fue muy bien, la Secretaría nos suministra el cloro cada seis meses”.

La denuncia continua: “Para algunos acueductos rurales y comunitarios la situación se está volviendo insostenible, un kilo de cloro casi a 25 mil pesos, 1 caneca de 45 kilos tiene un valor de $1.125.000, sin embargo algunos acueductos están dejando de realizar inversiones en su infraestructura por lograr cumplir con los parámetros de calidad del agua. Se tiene conocimiento de que otros acueductos no están aplicando dicho tratamiento lo que pone en riesgo la salud de sus usuarios”.

 

Malas intenciones

Para la administradora, las personas que están haciendo esto y de forma anónima desconocen el trabajo que ellos realizan, porque en las reuniones que hacen desde la Secretaría, cuando no les pudieron dar el cloro por el tema de pandemia, les dieron asesoría para conseguirlo, les aseguraron un buen precio y todos los acueductos rurales compraron con esta asesoría.

“Como estos acueductos prestan un servicio comunitario a comunidades de escasos recursos, se hace difícil estar subiendo las tarifas del servicio para suplir sus necesidades. Solicitamos a los entes de control su colaboración para que sean mediadores y nos ayuden con esta grave situación que podría afectar la salud de las comunidades”, de esta manera finaliza la denuncia anónima.

Entonces con base en lo que dice esta administradora, que es una persona que da la cara para sus apreciaciones, es que se puede entregar un parte de tranquilidad a la comunidad rural sobre el agua que llega a los diferentes sectores, porque Villegas también aclaró: “Tuvimos un invierno muy fuerte y ante eso nadie puede hacer nada y los acueductos veredales sufren mucho por los pantanos en las bocatomas, porque una cosa es la turbiedad a razón de los fuertes aguaceros y otra que el agua no esté tratada”.

Dato

En Pereira hay más de 50 organizaciones comunitarias que prestan el servicio de agua potable en las veredas y corregimientos de la ciudad.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -