Todavía falta para culminar la intervención de la quebrada Bedoya

Este proyecto que contempla la optimización de la canalización de la quebrada Bedoya y obras de mitigación de riesgo del sistema de alcantarillado. Ante el peligro que se presenta en la zona, la vía que conecta los barrios Panorama I y II, se encuentra parcialmente cerrada.

La preocupación de la comunidad del sector crece cada día, porque aseguran que cada vez se ha ido perdiendo parte de la vía, a pesar de que se encuentra cerrada parcialmente.

Ante la complejidad de los trabajos realizadas y por realizar, el proyecto se dividió en tres fases. En la primera, ya finalizada, se efectuaron las obras inmediatas, en la segunda (en ejecución) las obras de emergencia y la última se hará la reconstrucción de la banca y el pavimento.

Detalles de obra

Lo que más se destaca de la primera fase, fue la instalación de una tubería Pead de 24 pulgadas, como obra inmediata para darle manejo a la presa aguas de inundación que generó la quebrada Bedoya. En esta etapa del proyecto se invirtieron $ 453 millones aproximadamente.

Además se hizo la estabilización del talud del descole, construcción de sistemas de alivios para descarga de flujos de aguas lluvias e interconexión de las redes de alcantarillado al sistema del interceptor Bedoya, obras de encole, manejo de aguas lluvias y otras actividades complementarias que  fueron lideradas por Aguas y Aguas.

Más fases

En la actualidad se avanza en la culminación de la segunda fase, con una inversión aproximada de $ 927 millones incluyendo la interventoría. En esta se efectuó la construcción de un Túnel Linner, encamisado en lámina ondulada para lograr la instalación de una tubería de PVC sanitaria de 36 pulgadas que permitirá transportar las aguas de drenaje de la cuenca de la quebrada mencionada, de acuerdo con el caudal de retorno y temporada de lluvias a 100 años. Es decir, obras hidráulicas de canalización de la quebrada. Se estima que esta fase culmine el 28 de febrero de este año.
Finalmente, en la fase 3, contempla la estabilización del talud y la reconstrucción del tramo y banca de la vía que fueron comprometidos, obras que hasta el momento estarían a cargo del municipio de Pereira.
Al respecto de las intervenciones, Leandro Jaramillo Rivera, Gerente de Aguas y Aguas de Pereira, destacó que, por ser una obra llevada a cabo en un interceptor paralelo a la quebrada Bedoya, los trabajos no son percibidos sobre la vía, sin embargo, en aras de garantizar la seguridad de los transeúntes se hizo un cerramiento de obra, por lo cual hay paso restringido (principio de precaución de la gestión de riesgo ley 1523/2012), para evitar fatiga en el suelo durante la construcción del túnel.
Así mismo mencionó que  “los trabajos adelantadss en las quebradas El Calvario y Bedoya, son obras que se tienen que realizar con todo el nivel de seguridad, con toda la tranquilidad posible, pero sí queremos decirle a la comunidad que allí, en la parte profunda donde estamos haciendo las intervenciones puntuales, están los trabajadores  día tras día, inclusive los sábados y algunos domingos, porque entendemos también la necesidad que tiene la gente de poder transitar nuevamente en sus vehículos, les pedimos paciencia, son un par de obras complejas, delicadas, de alto nivel de ingeniería, pero esperamos lo más pronto posible dar transito al menos para vehículos livianos en el sector”.