Supersalud ordena vigilancia especial al Hospital Universitario San Jorge de Pereira

-. La ESE cuenta hoy con un plan de acción en ejecución, que se encuentra en evaluación por la Supersalud.
Bogotá, diciembre 30 de 2019. La Superintendencia Nacional de Salud, ordenó la medida de vigilancia especial a la E.S.E Hospital Universitario San Jorge de Pereira por un término de seis (6) meses, como resultado del seguimiento realizado al desempeño del centro asistencial, en donde persisten fallas que dejan en riesgo la adecuada prestación de los servicios de salud.
Antecedentes:
La Supersalud ordenó en el febrero de 2019, una auditoría integral a este centro asistencial y como resultado se evidenciaron hallazgos de carácter administrativo, financiero, jurídico, contable y asistencial que representaban un riesgo para los usuarios de los servicios de este hospital, referencia para el eje cafetero y el departamento del Tolima.
Como resultado, el Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel y el equipo auditor de la Entidad, presentaron los resultados preliminares y se ordenó al gerente del hospital la presentación de un plan de acción que permitiera superar las dificultades identificadas, entre ellas:
-. Contratación de personal indiscriminadamente, sin realizar un estudio técnico que demostrara las necesidades del servicio.
-. No se identificaron acciones de verificación al cumplimiento de los requisitos establecidos dentro de los estudio previos, ni criterios de selección, dentro de los cuales se determina la capacidad financiera, patrimonial estimada para la firma de contratos.
-. En los estados financieros, la ESE no reveló de manera adecuada informacion adicional que sea relevante para entender la situación real del centro asistencial.
-. Tanto el contador como el revisor fiscal de la ESE, no remitieron los informes correspondientes a la Superintendencia Nacional de Salud.
-. En su proceso de programación presupuestal ha incorporado durante las vigencias 2018 apropiaciones que superaron la expectativa real de recaudo, lo que implicó la adquisición de compromisos sin contar con una fuente cierta que respalde su pago.
-. La ESE no adelantó el mantenimiento a los equipos médicos, biomédicos, eléctricos y mecánicos.
-. El Hospital no contaba con disponibilidad de agendas, hecho que evidenció la no garantía de la prestación de los servicios de salud de manera accesible, oportuna y continua.
-. No define ni implementa de manera soportada el método de triage, ni tiene implementado el programa de seguridad del paciente.
-. Fallas en el proceso de referencia y contrarreferencia al no contar con un seguimiento periódico y continuo, ni tener indicadores de gestión y calidad. Las ambulancias medicalizadas se encuentran mal dotadas.
-. Presenta una represa quirúrgica de alrededor de 200 casos no programados
Seguimiento y evaluación:
La decisión quedó en firme tras verificar que los hallazgos que dieron origen a las acciones de control a la fecha persisten, hecho que viene afectado la correcta prestación de los servicios de salud de su red de atención.
“Con la decisión buscamos garantizar la continuidad de la prestación de los servicios a los usuarios, haremos un seguimiento al cumplimiento de cada una de las instrucciones y esperamos que en este lapso podamos devolverle al departamento un hospital sano”, aseguró el Superintendente Aristizábal Ángel.
La medida de vigilancia prevista por 6 meses tendrá un seguimiento periódico que incluye la presentación que dé cuenta del cumplimiento a las siguientes ordenes:
1-. Realizar la depuración contable y saneamiento financiero (identificación definitiva de sus cuentas, gestionar la facturación pendiente por radicar, conciliación y recuperación de cartera).
2-. Garantizar la prestación de los servicios de salud en términos de accesibilidad, seguridad, continuidad, pertinencia y seguridad a través de estrategias que le permitan a los usuarios contar con calidad en la atención.

“En este momento un equipo de auditores se encuentra justamente en el hospital, realizando la verificación correspondiente a la ejecución del plan de mejoramiento, estos resultados serán sumados a la evaluación que venimos realizando para realizar un dictamen integral de su situación”, agregó el alto funcionario.
Adicionalmente se ordenó la remoción del revisor fiscal y se designó al Dr. Javier Orlando Monsalve como contralor designado, contador público con amplia experiencia auditoría y control para el sector salud.
Supersalud:
Línea Gratuita de Atención 01 8000 513 700 – Bogotá 481 70 00