La Cuadra Talleres Abiertos, 20 años misión cumplida

Marcela Arboleda Arias

El evento que mes a mes durante 20 años representó la escena artística y cultural de la ciudad, finaliza con la meta cumplida, pues los fundadores y organizadores anhelaban llegar a sus dos décadas, un sueño que por poco se ve truncado debido al recorte de recursos en el 2019, sin embargo por medio de unos convenios lograron sobreponerse y sacar adelante La Cuadra de ese año.

“Esto lo hicimos por puro amor a la ciudad y al arte, lastimosamente siempre estuvo ese fantasma de que en algún momento el proyecto se iba a acabar, y es que ha sido un proceso largo y una lucha constante pese a que el evento se realiza cada mes”, explicó María García Isaza,  quien hasta el 2019 fue la directora de La Cuadra.

Por su Parte, Edwin Laverde, coordinador, explica que “en estos 20 años hemos estado trabajando con todo el amor del mundo para que La Cuadra sea un escenario de apropiación de la ciudad,  por eso la despedimos con muchísimo orgullo,  con La frente en alto, y  como diría Jesús Calle: no hay espacio en la nostalgia, hay espacio en la alegría de saber que se cumplió con una labor tan importante, en donde prácticamente los ciudadanos y nosotros hicimos un evento que se convirtió en un referente no sólo a nivel nacional sino también internacional”.

Así pues, La Cuadra cumplió con cada uno de sus propósitos y su final es inevitable, pues algo que terminó de impulsar la desición, es que a Chucho Calle, uno de los expositores y fundadores de La Cuadra, le solicitaron el domicilio en donde tiene su taller.

Así mismo, y aunque el evento se realizaba cada mes, se estaban presentando varios inconvenientes con respecto al tema de la movilidad, y es que con el paso de los años, lo que era una bis, se convirtió en una gran avenida que desembotella el tráfico de la avenida Circunvalar.

Lugar para todos

Por La Cuadra pasaron esos pequeños artistas pereiranos que ahora tienen nombre a nivel nacional e internacional. “Este lugar ha sido muy importante para varios artistas de nuestra ciudad, pues todos tuvieron la oportunidad de ser visibilizados a diferencia de otras instituciones culturales que esperan a expositores con mucha trayectoria. Aquí, nosotros manejamos un formato diferente, en donde habían artistas con trayectoria,  pero teníamos espacio para quienes estaban incursionando. Otra cosa que también fue importante es que logramos visibilizar procesos de fundaciones”, precisó García. Ahora bien, en cuanto a la música, varios cantautores tuvieron la oportunidad de darse a conocer, por ejemplo para los organizadores, Carlos Elliot Jr es su súper rockstar, ya que ha participado año tras año en La Cuadra con las diferentes agrupaciones que ha conformado.

Un poco de historia

La Cuadra Talleres Abiertos nació en marzo del 2000, de la mano de Jesús Calle,  Viviana Ángel, Carlos Enrique Hoyos y Javier García, quienes casualmente tenían sus casas o talleres en la misma cuadra; en septiembre de ese año se unió a la iniciativa el Colombo Americano.

Previamente, en 1999,  Chucho Calle y Viviana Ángel abrieron sus talleres con  el ánimo de hacer una exposición y vender algunas de sus obras en pequeño formato, en el evento invitaron a Carlos Enrique Hoyos, quien al año siguiente se pasó a vivir a la misma cuadra y es cuando tomaron la decisión de unirse en pro del arte.

Empezaron dando a conocer sus trabajos, de allí el nombre de ‘Talleres Abiertos’; después de un tiempo, invitaron a otros expositores. Al ver la acogida del público, desarrollaron la actividad cada mes y tomaron la determinación de cerrar la calle y traer artistas musicales.

Pasados siete años aproximadamente, llega Martín Ibáñez de Raíces, con la idea de legalizar el proyecto, es decir, sacarle Cámara de Comercio y establecerse como una entidad sin ánimo de lucro para así obtener recursos del sector público; pues hasta la fecha todo se sostenía con el dinero de los fundadores y uno que otro apoyo de organizaciones privadas. Cuando se legalizan, recibieron recursos por parte del Ministerio de Cultura.  Luego, en el 2013 con la Convocatorias de Estímulos y de Concertación con el antiguo Instituto de Cultura, lograron por primera vez, tener apoyo por parte de una entidad pública de Pereira, hoy llamada Secretaría de Cultura.

Algunos homenajes

Algo emocionante para los organizadores de La Cuadra es haber tenido la oportunidad de realizar homenajes a aquellos artistas que no habían sido reconocidos por parte de otras instituciones. Por ejemplo el año pasado homenajearon a Dioscórides Pérez, profesor de la Universidad Nacional, que en agosto se tomó La Cuadra con un performance. De igual forma, homenajearon a Carlos Enrique Hoyos, uno de los fundadores de La Cuadra; además Martín Abad, obtuvo su reconocimiento antes de morir.

Dato

Por La Cuadra pasaron más de 1000 artistas, hubo más de 500 conciertos y cada mes participaban cerca de 3500 personas