Julio César Gómez, más cerca de la dirección de La Cárder

El “novelón” como han querido llamar el proceso de elección en propiedad del director general de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, Cárder, parece que empieza su recta final.

Así lo consideran algunos dirigentes políticos de la región, quienes dan cuenta que la llegada de Julio César Gómez a la secretaría general de la Corporación, es un paso decisivo para terminar con la serie de tropiezos que se han presentado durante meses atrás cuando han intentado acabar con la interinidad del mando de la primera autoridad ambiental de Risaralda.

Para algunos se trata de una ‘jugada maestra’, de un experto ajedrecista, es decir que el próximo 16 de marzo cuando el Consejo Directivo de la Cárder en asamblea general extraordinaria vaya a nombrar el nuevo director, tal como está previsto, la decisión recaerá en la persona de Julio César Gómez; pero si por algún motivo se presenta una nueva recusación, entonces le harán en calidad de encargado, ya que como requisito para esta función, debe pertenecer a la nómina y estar al interior de la Corporación.

En esta oportunidad es esperada la presencia del Procurador General Fernando Carrillo, como garante del proceso. De fuentes cercanas al Ministerio Público, se conoció que ya estaba confirmada la visita de Carrillo.

Reemplazos

Ante las renuncias recientemente presentadas por tres funcionarios de la Cárder, dos reemplazos ya fueron nombrados, uno de ellos el secretario general, Julio César Gómez, mientras el segundo cargo es la asesoría de dirección que estaba en cabeza del ingeniero Luis Arturo Arroyave.

En su reemplazo asumió Diana Lorena Morales Lozano, quien trabajó en el AMCO.